Papafobia: ¿Puedes tener miedo al Papa?

El mundo religioso también provoca algunas fobias

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Así es la Papafobia o miedo al Papa

Queramos o no, la religión forma parte de nuestro contexto cultural y por eso sigue teniendo cierta influencia en nuestras vidas. A veces para bien y otras veces para mal, ya que hay algunas fobias relacionadas con el ámbito religioso, como la Papafobia, que puede complicar mucho la vida de la persona que la sufre. Descubre en nuestro diccionario de fobias qué es la Papafobia o el miedo al Papa.

Qué es la Papafobia

La Papafobia es el miedo al Papa, a la cabeza visible o representante de la iglesia católica, a esa figura que desde Roma viaja por todo el mundo envuelto en un halo sagrado y místico. No es tan extraño que el Papa sea el estímulo de una fobia teniendo en cuenta todos los misterios y secretos que se crean alrededor de él.

Te puede gustar más o menos el Papa actual, te puedes identificar más o menos con la iglesia católica y puedes estar más o menos cerca de la religión. Pero el trastorno fóbico aparece cuando la figura del Papa impacta en tu vida y no de forma positiva en tu espíritu, sino de forma muy negativa y evitativa.

Síntomas de la Papafobia

¿Cómo se manifiesta la Papafobia? Es la pregunta que todos nos hacemos. ¿Cómo saber si tienes miedo al Papa? Que seas una persona crítica con la iglesia no implica que tengas esta fobia, ni que no te guste el Papa por lo que representa, o que no prestes atención a sus discursos o incluso que cambies de canal porque no te interesa lo que dice.

La fobia se manifiesta a través de una serie de síntomas físicos que coinciden con los síntomas de la ansiedad. Mareos, sudoración excesiva, taquicardia, hormigueo, dificultad para respirar, sensación de irrealidad y puede llegar al ataque de pánico. Todo esto ante la idea del Papa o ante la visión del Papa por televisión. Ni hablar de encontrarte con él en una de sus visitas, que es algo que puedes evitar muy fácilmente.

Características de la Papafobia

Causas de la Papafobia

Este miedo al Papa es una fobia específica muy poco frecuente, pero existe y hay que tratarla. Tampoco resulta tan extraña si nos acercamos a conceptos como el alma humana, qué sentido tiene la vida o incluso ideas abstractas como el infinito, que también es objeto de fobias. Todo lo que nos resulta incomprensible nos puede dar miedo y la religión es una de esas cosas que pueden resultar lejanas y misteriosas.

Desde este miedo natural que produce lo desconocido, lo sagrado, aquello que no podemos alcanzar a comprender, no es difícil llegar al trastorno fóbico si le añadimos problemas de ansiedad previos. Y, como ocurre con todas las fobias, no se descarta una experiencia traumática en la que la persona sintiera una gran carga emocional por algún suceso mientras estaba el Papa, por ejemplo, hablando por televisión.

Tratamiento de la Papafobia

Que la Papafobia no sea una de las fobias más limitantes en el día a día no quiere decir que no deba tratarse. La presencia de una fobia indica que también hay trastornos emocionales y hay que buscar un tratamiento para evitar que aparezcan nuevos miedos y nuevos problemas.

La mejor terapia para superar una fobia es la terapia cognitivo conductual, algo que debe hacer un profesional de la psicología. Con este tratamiento se llega al origen del pensamiento distorsionado que te hace sentir pánico cuando piensas en el Papa y a partir de ahí se puede modificar esa conducta de evitación.

Perder el miedo irracional y desmedido al Papa es el objetivo y a lo largo del tratamiento se proponen técnicas de relación o la práctica de meditación para reducir el componente de ansiedad que va asociado a todas las fobias.

¿Tienes alguna otra duda sobre los miedos que existen en el mundo? En nuestra categoría de fobias encontrarás todo lo que necesitas saber.