Uranofobia: así es el miedo al cielo o al paraíso tras la muerte

Síntomas del miedo al paraíso: un lugar después de la muerte

Laura Sánchez

¿Qué es la uranofobia? Así es el fatídico miedo al cielo

Existen muchas fobias relacionadas con la muerte, con la idea de eternidad y con todo aquello relacionado con lo sagrado, por eso no nos sorprende tanto la uranofobia o miedo al cielo. Entendiendo el cielo como ese paraíso al que llegamos cuando morimos, podemos comprender que la idea puede aterrar a algunas personas o, cuando menos, dar un poco de vértigo. ¿A quién no le da miedo morir? Todo lo que debes saber sobre la uranofobia lo encuentras en nuestro diccionario de fobias.

Qué es la uranofobia

La uranofobia es el miedo al cielo o al paraíso. No es miedo a ese cielo azul que vemos cuando levantamos la vista, sino al concepto de cielo como lugar al que llegamos tras la muerte en caso de que hayamos sido buenas personas. Porque la otra alternativa es el infierno, claro. Y porque vayamos al cielo o al infierno, para llegar tenemos que morir.

Aquí se unen varios miedos que pueden estar relacionados con otros trastornos fóbicos como la hadefobia o el miedo al infierno o la tanatofobia o el miedo a morir. Sin duda, la clave está en la muerte que tanto nos agobia si nos paramos a pensar en ella. ¿Qué hay después de la muerte? En el caso de la uranofobia, la promesa del paraíso no parece una opción muy tranquilizadora.

Síntomas de la uranofobia

Como fobia generalizada y no específica, la uranofobia no necesita de ningún estímulo concreto para que se desencadenen todos los síntomas de ansiedad. Taquicardia, sudoración, mareos, dificultad para respirar, angustia y ataque de pánico pueden llegar en cualquier momento y en cualquier lugar tras un breve pensamiento sobre ir al cielo.

La uranofobia, relacionada con las dudas existenciales, es más limitante de lo que parece ya que la persona que la sufre vive en un estado permanente de alerta al no tener un estímulo concreto. Por eso la ansiedad y la angustia a la que se somete esta persona es diaria y acaba por afectar toda su vida.

Causas y síntomas de la uranofobia

Causas de la uranofobia

Pero ¿cuál es el origen de esta fobia al cielo? Como ocurre con muchas otras fobias, puede ser una experiencia traumática vivida en la infancia. Evidentemente nadie ha ido al cielo y ha vuelto para contar cómo es el paraíso, pero perder a un ser querido y no haber superado el duelo correctamente puede ser motivo suficiente para desarrollar esta fobia.

En otros casos es el temor a la muerte lo que causa la uranofobia. A todos nos da miedo morir porque desconocemos qué va a ocurrir después. Tal vez no ocurra nada y eso puede ser peor. El vértigo existencial puede desencadenar una crisis de ansiedad o un ataque de pánico que no hacen más que reforzar ese miedo a la muerte.

En el caso de la uranofobia entra en juego también el sentimiento religioso. Podemos imaginarnos perfectamente el caso de un niño que ha crecido con la amenaza de ir al infierno si no se porta bien, algo que en la edad adulta puede hacer que tema tanto al infierno como la posibilidad de no ir al cielo.

Tratamiento de la uranofobia

En cualquier caso, estamos hablando de una fobia peligrosa para la salud mental y para el desarrollo pleno de una vida funcional. Por ello es el momento de ponerse en manos de un profesional de la psicología, aunque no se descarta el tratamiento con fármacos en algunos casos.

Sin embargo, es la terapia cognitivo conductual la más efectiva para superar cualquier fobia, también este miedo al paraíso. Transformar el pensamiento distorsionado que provoca el miedo es necesario para poder modificar el comportamiento o la conducta y eso es precisamente lo que se consigue con esta terapia.


Si necesitas conocer más causas, síntomas y características de algún otro temor no te pierdas nuestra categoría de fobias