Soñar con hormigas voladoras: una gran oportunidad para oxigenarte

El significado de las hormigas en sueños

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Las hormigas son unos animales que nos despiertan mucha curiosidad por la cantidad de habilidades que tienen y, por eso, aparecen frecuentemente en los sueños. Soñar con hormigas voladoras es una de esas experiencias oníricas renovadoras que te despiertan con la necesidad de replantearte muchas cosas en tu vida y también con la energía suficiente para dar el salto. ¿Quieres saber qué significa soñar con hormigas voladoras? Te lo contamos todo en nuestro diccionario de sueños. ¡Atención!

Por qué sueñas con hormigas voladoras

¿Qué necesitas para volar? En primer lugar, unas alas. Pero también cierta dosis de esfuerzo y determinación, porque hay que ser valiente para volar. Valiente y libre, que al final son los objetivos principales y los aspectos más relevantes de este sueño con hormigas voladoras. Porque no estamos hablando de las hormigas que se quedan a ras de suelo trabajando y esforzándose por conseguir sus metas, sino de una característica especial, que en este caso vuelan.

+ Es cierto que en la vida real las hormigas voladoras anuncian lluvias y, por eso, tu sueño también puede ser premonitorio. ¿Va a llover en tu vida próximamente? No lo tomes como un inconveniente sino como una oportunidad para renovarte y limpiar tu vida de todo aquello que no necesitas. También para airearte, oxigenarte como cuando empieza a llover y te paras bajo esa lluvia que arrastra todas las impurezas. Y si te lo propones, también se puede llevar a las personas tóxicas.

+ Ahora vamos a conjugar ambos factores de tu sueño. Necesitas el agua de lluvia para hacer limpieza y para darle un poco de aire fresco a tu vida. ¿Y por qué son voladoras las hormigas que sueñas? Porque te están indicando la necesidad de libertad. Por eso, el paso previo a volar es renovarse, liberarse de las cargas que te pesan y que no te permiten alzar el vuelo. ¿Sabes utilizar tus alas? Aquí es donde puedes tomar ejemplo de las hormigas.

+ Tal vez estás pensando que tú no estás hecho para volar, para ser libre. Pero no es así. Si es lo que necesitas, si es lo que deseas, si es lo que te propones, conseguirás volar. A volar también se aprende, a ser libre también se aprende. Y puedes empezar a tomar nota de esas herramientas que necesitarás para hacerlo fijándote en las hormigas. En su constancia, en su tenacidad, en su insistencia, en su obstinación frente a los obstáculos, en su esfuerzo, en su fuerza de voluntad. Y, sobre todo y ante todo, en su confianza en ellas mismas y en sus capacidades.

¿Y tú? ¿Alguna vez has soñado con hormigas voladoras? Si te apetece, puedes compartir tus sueños en los comentarios. ¡Te leemos!

Puedes leer más artículos similares a Soñar con hormigas voladoras: una gran oportunidad para oxigenarte, en la categoría de Significado de los sueños en Diario Femenino.