Soñar con hormigas en la cama: cuidado con el estrés

Tu cama no es el mejor lugar para encontrarte estos insectos

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Menuda noche tan movida has pasado. Soñar con hormigas en la cama puede llegar a ser una auténtica pesadilla agotadora. Toda la noche sintiendo cómo unos pequeños animalillos te molestaban o incluso te picaban es una experiencia de la que hay que despertar cuanto antes. Y, aunque te parezca mentira, su interpretación te interesa. ¿Quieres conocerla? Te contamos todo sobre su significado en nuestro diccionario de sueños.

¿Las hormigas han invadido tu cama en sueños? Atenta a su interpretación:

Para entender el significado de los sueños con animales hay que conocer primero el simbolismo de cada animal. En el caso de las hormigas nos encontramos con un significado de trabajo minucioso, eficaz e incansable. ¿Está reflejando eso tu vida real? Puede que sí o puede que no, porque aquí lo que importa es que te encuentras las hormigas en tu cama, un lugar que no puede estar más alejado de tu ámbito laboral.

+ Porque a la cama vas a descansar. En la cama duermes y renuevas tu mente y tu cuerpo para el día siguiente. En la cama también puedes imaginar, amar y, especialmente, soñar. Pero en la cama no trabajas. Este sueño en el que las hormigas están paseándose por tu cama tiene un significado relacionado con el estrés que estás sufriendo en estos momentos de tu vida.

+ ¿Has aprendido a desconectar? Es normal que a veces nos llevemos problemas del trabajo a casa. Que hablemos de nuestras preocupaciones con nuestra pareja, con nuestros padres o incluso con nuestro gato. Y que le demos vueltas y vueltas a un problema que queremos solucionar. Pero todos los sinsabores laborales deben quedarse fuera de la cama si no quieres tener un serio problema de estrés.

+ Las personas que sueñan con hormigas en la cama no desconectan del trabajo ni cuando duermen. Las incansables hormigas aparecen en tus sueños y en tu cama para impedirte descansar, para que sigas pensando en tu trabajo o en otras responsabilidades. No lo permitas. Levántate, enciende la luz, airea las sábanas y deja que todas esas hormigas y preocupaciones caigan por la ventana. Mañana ya nos ocuparemos de ellas.