Madrugar puede ser una enfermedad: Síndrome de la Fase Anticipada del Sueño

¿Tu cuerpo te pide dormir pero no lo consigues? Esta podría ser la razón

L.D

Síndrome de la Fase Anticipada del Sueño

Toda la vida te ha costado una barbaridad madrugar y te has quejado de que eso no podía ser bueno para la salud. No entendías ese refrán que dice: "A quien madruga…" Y te ves incapaz de hacerlo por voluntad propia si no fuera porque el trabajo o el deber te llama. Sin embargo, llega un día en el que, por mucho que te quieres quedar en la cama, tus ojos se abren y es imposible volver a dormir. ¡Y eso que estás agotada! Pues tenemos que decirte que, en algunos casos, ese hecho está diagnosticado como una enfermedad.  

Se conoce como Síndrome de la fase anticipada del sueño o Trastorno del sueño por alteración del ritmo circadiano. No, no es que no puedas dormir porque tienes preocupaciones, sino que vendría causado porque una proteína en tu cuerpo sufre alteraciones (le faltan fosfatos) y, como consecuencia, tú te despiertas antes aunque necesites seguir durmiendo. En definitiva, madrugar puede ser una enfermedad llamada Síndrome de la Fase Anticipada del Sueño ¿Quieres conocer cuáles son sus características? ¡Mira, mira! 

Qué es el Síndrome de la Fase Anticipada del Sueño

El Síndrome de la Fase Anticipada del Sueño es una patología clasificada como enfermedad rara (puesto que afecta a un número muy bajo de personas) y fue descubierta por un equipo de científicos del Instituto de Medicina Inmunológica de Berlín. "En los cuerpos sanos- dicen- el ciclo por el que dicha proteína alcanza el núcleo de la célula y es destruida dura exactamente 24 horas, y en el caso de quienes sufren este síndrome acaban con la proteína en 22 horas".

De esta manera, duermes pero mantendrías de forma constante un horario de sueño que dista varias horas de lo que realmente necesitarías o desearías dormir. Como si un reloj interno te hiciera despertar y levantarte una media de 2 horas antes de lo que tu cuerpo quiere. Y otra características de este Síndrome de la fase anticipada del sueño es que es hereditario, es decir, suele transmitirse de padres a hijos. 

¿Qué es el Síndrome de la Fase Anticipada del Sueño y cuáles son sus consecuencias?

¿Qué consecuencias tiene este síndrome?

Parece que en nuestro día a día no pasa nada por levantarse a una hora determinada pero, por un momento, imagina levantarte toda la vida dos o tres horas antes de lo que querrías hacerlo. A todos nos ha pasado: abrir el ojo un sábado, descubrir que son las 8:30 de la mañana, "obligarte" a dormir un poco más y no poder hacerlo nunca. Ahora solo sigue imaginando qué consecuencias a largo plazo puede traerte.

Si el cuerpo no obtiene el descanso que necesita realmente, se ve forzado a cambiar su ritmo natural y, como consecuencia, expresa irritabilidad, apatía, poca concentración, cansancio…

Por otra parte, tendríamos la sensación de estar somnolientos a lo largo del día. Y por supuesto, como cualquiera que madruga, una tremenda dificultad para mantenernos despiertos por la noche, salir de fiesta o aguantar un rato tras una cena.  

La enfermedad contraria: Síndrome de la Fase del Sueño Retrasada

En contraposición contra esta patología de la que te acabamos de hablar encontramos el SFSR, es decir, el Síndrome de la Fase del Sueño Retrasada. En él el paciente no puede dormir temprano y retrasa su horario hasta altas horas de la madrugada para después "recuperar" ese sueño durante el día.

Es decir, podría darse el caso de una persona a la que le es imposible dormir de 12 a 5 de la noche per después puede dormir perfectamente hasta el mediodía. Realmente es la imposibilidad de adaptarse al horario normal día-noche, por eso, el pensar en que pueden o deben acostarse antes no es una solución.

Como consecuencia puede derivar en problemas psicológicos, sobre todo por dos motivos. Por una parte la falta de comprensión de la ente a su alrededor: familia, pareja, amigos, trabajo… Y, por otra, la repercusión que este problema tiene en vida social, laboral, familiar y personal.