Creo que ya no quiero a mi marido o esposo: ¿cómo salir de dudas?

Cómo debes actuar cuando crees que ya no amas a tu esposo

Fátima Gallardo
Fátima Gallardo Terapeuta de pareja

Es más común de lo que crees. Muchas mujeres que están en una relación estable y duradera piensan: creo que ya no quiero a mi marido o esposo. Pero, ¿cómo salir de dudas? Y, sobre todo, ¿qué hacer en esta situación? En Diario Femenino vamos a ayudarte.

Nos gustaría avisarte que no vas a encontrar en este texto respuestas concretas a tu caso. Tampoco te vamos a decir lo que tienes que hacer, pues tú y solo tú y tu pareja, sabéis cuál es la mejor decisión para vosotros en vuestro caso, pero lo que sí vamos a hacer es ayudarte para que puedas hacerte las preguntas adecuadas y encuentres tus propias respuestas. Las mejores para ti y tu pareja.  

Cómo analizar si ya no quieres a tu esposo

Cuando estamos en esta situación tan incierta nos cuestionamos si realmente estamos enamoradas y te haces preguntas como: ¿quiero de verdad a mi pareja o solo es cariño? Tengo una relación que no quiero, ¿cómo cambiarla? También nos asaltan las dudas sobre qué pasa si me equivoco, qué opciones tengo o tenemos y cuál será la mejor decisión. 

Además, si tenemos hijos se añaden muchas más incógnitas… ¿si me separo se traumatizaran? ¿Qué es lo que le conviene a mis hijos? ¿Es mejor que me quede en esta relación para que mis hijos vivan en una familia donde estemos todos juntos?  

Seguramente estas y otras cuestiones más rondarán por tu cabeza una y otra vez. Y realmente es como si esperábamos a que contestándolas, tuviéramos la certeza o la seguridad de saber qué hacer, pero las respuestas no llegan tan claramente como quisiéramos.  

Es imprescindible que nos paremos a pensar si estamos en una relación, matrimonio o situación que nos está haciendo feliz o infeliz. Y analizar las razones... ¿quizás es algo de mi pareja? ¿Algo sobre la relación en cambio? ¿Se trata de otra cosa, como la familia de mi pareja? 

Estas preguntas nos ayudarán a separar los verdaderos motivos por los que tenemos estas dudas, pudiendo analizar entonces qué es lo que queremos, qué podemos hacer para resolverlo y sobre todo valorar que tenemos esas ganas para hacerlo. 

Gestiona tus emociones para averiguar si ya no quieres a tu marido

Una vez situadas en esta encrucijada de dudas, tenemos que detectar todas esas emociones que estamos sintiendo. Es momento de gestionar las emociones y no dejarnos llevar por ellas, porque muchas veces nos pueden llevar a tomar decisiones precipitadas o que sabemos que si pasa algo de tiempo y nos calmamos, no responderíamos así. 

Cuando hablamos de las emociones que podemos sentir en estos casos, nos referimos al miedo, quizás rabia o de culpa incluso. Y no pienses que esas emociones están mal, al revés, están ahí para avisarnos de que tenemos que hacer algo, que no nos podemos quedar paradas esperando a que la relación mejore o cambie por nuestra fuerza de voluntad o con el paso del tiempo. 

Una vez detectadas toca aceptar y permitirnos lo que estamos sintiendo, porque es natural, es sano y es esperable incluso. Y luego no podemos quedarnos ahí, después gestionarlas para reubicarlas es fundamental aprender de ellas y cambiarlas por otras que nos dan más madurez

Hacer frente a la situación: ¿sola o con tu esposo?

Seguramente sientas que estas dudas son todas tuyas y que tu pareja no las tiene. Quizás pienses que te gustaría resolverlas tú antes y luego ver cómo lo resuelves con tu pareja. O quizás quieras contar con el apoyo de tu pareja en este proceso. Y realmente cualquiera de estas opciones está muy bien. Cada una de ellas seguramente responda a lo que tú necesitas. 

Sin embargo, sí que tienes que plantearte si te quieres hacer las preguntas sola, con tu pareja, si vas a tomar acción tú sola, o con tu pareja.

+ Si decides hacer frente a esta situación con tu pareja, es necesario que podáis hablar de todo lo que os está pasando. Que tú puedas contarle a tu pareja cuáles son tus miedos, pero también escuchar los sentimientos y preocupaciones de nuestra pareja. Y sobre todo valorar si hay ganas de arreglarlo y continuar. Si es así, ahora la pregunta es: ¿qué podemos hacer? ¡Toca ponerse en marcha! 

Es muy importante en este punto no enfadarnos o frustrarnos por lo que estáis viviendo, por no haberos dado cuenta o por haber llegado a esta situación. No sirve de nada pensar que teníamos que haber respondido antes, ahora es necesario afrontar lo que está ocurriendo ahora.

Tomaros tiempo y analizar juntos qué solución podéis tomar. Si la ruptura es una opción para vosotros, hacerlo desde este punto de reflexión. Y si decidís continuar y luchar por vuestra relación, nuestra propuesta va a ser siempre trabajar con un profesional. 

+ Si decidimos hacer este camino solas, bien por que no queremos decir nada a nuestra pareja o bien por que ésta no quiere participar, lee lo que a continuación vamos a proponerte para comenzar este trabajo. 

Qué hacer cuando crees que ya no quieres a tu marido 

Un mantra que tiene que acompañarnos, en este y en otros procesos de reflexión, es escribir todo lo que se nos viene a la cabeza. Quizás podamos comenzar describiendo las razones por las que pensamos que divorciarnos es lo mejor y cuáles son las razones por las que pensamos que quedarnos es lo mejor. 

+ Otro aspecto a trabajar y que consideramos esencial es poder conocernos a nosotras, a nuestras parejas y a las relaciones que tenemos y queremos. Este punto lo hemos trabajado en otros muchos artículos. Es un aspecto muy sencillo, pero esencial y que en terapia se recomienda trabajarlo en diferentes momentos de la relación por diferentes motivos. 

Este ejercicio trata de analizar primero qué cosas tiene nuestra pareja que nos gustan y nos mantienen unidas y pensar también qué cosas nos separan de nuestra pareja. Luego se trata de valorar en cambio qué es lo que nosotras estamos ofreciendo a nuestra pareja y a la relación. Con el resultado de estos ejercicios lo ideal es analizar el resultado de ambos. 

+ Lo siguiente es pensar también qué tipo de relación tengo y cuál es la que quiero, valorando si esa idea de relación la hemos tenido antes o quizás no ha existido nunca, quizás es más parecido a un mito o quizás es algo que puede ser real pero con nuestra pareja es algo impensable. 

+ Una de las grandes dudas en este proceso es: ¿podré volver a enamorarme de mi pareja? La respuesta es sí y no. Es decir, no es probable que vuelvas a enamorarte de tu pareja como cuando erais novios, pues el enamoramiento es un proceso químico que se da en determinadas circunstancias muy diferentes a las que podamos estar viviendo con nuestra pareja después de muchos años de relación, pero lo que sí podemos hacer es volver a amar a nuestra pareja, volver a sentir ganas de estar juntos, de cuidarnos y de que nos cuiden. Tenemos que entender que el amor no es como en las películas, ni todo siempre es bueno, sino que tiene etapas, que pasa por momentos buenos y también malos. 

+ Lógicamente a lo largo de este artículo te lo hemos dicho, nuestro consejo es que pidas ayuda profesional para poder afrontar esta situación, dado que realmente se necesita trabajar muchos aspectos que solos es imposible trabajar

¿Crees que ya no quieres a tu marido o esposo? Si este es tu caso o el de alguien que conoces, ¡no dudes en compartir este artículo! 

Puedes leer más artículos similares a Creo que ya no quiero a mi marido o esposo: ¿cómo salir de dudas?, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.