Por qué mi pareja no hace planes conmigo: ¿tiene solución?

La ausencia de planes en pareja y cómo arreglar la situación

Laura Sánchez
Laura Sánchez Especialista en interpretación de sueños

No existe un manual que indique lo que debe hacer una relación de pareja feliz porque cada pareja es un mundo. Pero sí hay algunos rasgos que nos indican que algo no va bien en esa relación, como por ejemplo que tu pareja no haga planes contigo. Pasamos de un extremo a otro, de esas parejas de siameses a las que nunca puedes ver por separado a esas otras parejas que no encuentran el momento de estar juntos y compartir momentos de ocio. ¿Por qué tu pareja no hace planes contigo?

Motivos por los que tu pareja no hace planes contigo

Que tu pareja no haga planes contigo es sin duda un problema y un signo de que algo no va bien en la relación. Hay varios motivos por los que nunca os encontráis haciendo cosas juntos y algunos son más preocupantes que otros. Algunos motivos tienen solución mientras que otros son la prueba irrefutable de que vuestra relación no tiene futuro.

+ Tu pareja es muy independiente

Puede que tu pareja sea muy independiente, algo que es de lo más saludable. Puede que tu pareja necesite su espacio propio y también es sano. Pero tal vez se le está yendo de las manos porque de tener cada uno su parcela propia a no encontrarse jamás va un mundo de problemas de pareja sin resolver.

Hay que preservar la independencia en pareja, eso está claro. Pero, ¿sois pareja o compañeros de piso? Porque si solo compartís ese momento de la cena y el de iros a la cama, hay algo que no encaja en la relación. Cabe preguntarse, ¿por qué tu novio no te incluye en su vida? Como necesitas una respuesta, es hora de poner en marcha el mecanismo de la comunicación en pareja.

+ Vuestros gustos son diferentes

A lo mejor tenéis gustos diferentes. A tu novio no le gusta ir a conciertos y a ti sí, a ti no te gusta ir a exposiciones y a tu novio sí; él es más de películas y tú eres más de series. Vuestras aficiones no tienen un punto de encuentro y además tenéis vidas sociales separadas, tan separadas que apenas conoces a su círculo de amistades.

Dicen que los polos opuestos se atraen y desde luego que no es necesario que os gusten las mismas cosas, que hagáis las mismas actividades ni que penséis lo mismo para tener una pareja feliz. Pero hay que encontrar la forma de que esas diferencias os unan y no os separen, porque tan importante es encontrar ese espacio individual en pareja como encontrar el punto común en el que podáis compartir experiencias.

+ Necesidades incompatibles

Y a veces es imposible llegar a ese punto medio entre las necesidades de cada uno porque son del todo incompatibles. A veces hay diferencias irreconciliables en cuanto a la idea de pareja que tiene cada uno. Mientras que tú apuestas, por ejemplo, por una relación más convencional, él tal vez mantiene la vieja creencia de que una pareja le resta libertad y no quiere comprometerse.

Mientras que tú necesitas pasar tiempo con tu pareja para conoceros mejor y para disfrutar el uno del otro, él se siente atrapado y te llega a considerar una obligación. Hay muchas personas que aún creen en las antiguas bases de las relaciones y poco se puede hacer frente a las ideas arraigadas y retrógradas más que salir corriendo y lo más lejos posible de esa relación.

+ No eres su prioridad

Que tu pareja no te incluya nunca en sus planes con sus amistades, que no cuente contigo para pasar las vacaciones juntos o que desaparezca el fin de semana entre amigos y familia puede indicar que no eres su prioridad. Y en este punto conviene hacer una reflexión objetiva sobre si tenéis el mismo planteamiento vital.

Ocurre a veces que mientras que uno cree que está en una relación de pareja estable, el otro piensa que se trata de una relación especial pero sin perspectivas de futuro y en la que el presente no deja de ser unos momentos robados a la cantidad de actividades diarias. ¿Cómo saber si te encuentras en esa situación? No hay otra forma de descubrirlo que hablando. Y después te toca decidir si quieres seguir en esa posición en su lista de prioridades.

¿Es un problema de pareja la falta de planes?

Porque cada uno es libre de entender las relaciones a su manera, cada uno es libre de establecer prioridades en su vida y cada uno es libre de gestionar las actividades de ocio como le parezca. Porque en realidad una relación de pareja no debe restarte libertad. Pero también hay que considerar si esa forma de vivir la relación es compatible.

¿De qué ausencia de planes en pareja estamos hablando? A veces se trata del día a día, de no compartir los momentos de ocio más allá de ver una peli en el sofá comiendo palomitas. Pero otras veces se trata de algo aún más preocupante, que es la ausencia de planes a largo plazo. El no conocer apenas a sus amigos, que no te haya presentado a su familia, que no os vayáis nunca de vacaciones, que no habléis nunca de lo que os gustaría compartir en un futuro a medio plazo debería hacer que te plantees si estás con la persona correcta.

No es necesario que entremos a juzgar a tu pareja, sino que entremos a valorar si os encontráis en el mismo momento vital y si te compensa esperar a ver si por casualidad en algún momento llega al mismo punto que tú. Y también si vuestra idea de lo que es una relación de pareja tiene algún punto en común.

Cómo conseguir hacer planes en pareja

Hay veces en las que esa ausencia de planes no indica un problema de pareja grave, sino cierta dejadez. Tal vez tu pareja no tiene las mismas necesidades afectivas que tú y le basta con esos escasos momentos contigo para sentirte cerca. Y eso no quiere decir que no te quiera pero, ¿sabe él que tú necesitas algo más?, ¿sabe que necesitas algún punto de encuentro o más momentos compartidos?

A lo mejor no se ha dado cuenta de lo que necesitas y con una simple conversación basta para que sea consciente de que tal vez no te está prestando la atención que te mereces. A lo mejor se comporta así por inercia, sobre todo si vivís juntos, y piensa que es suficiente. A lo mejor solo necesita un toque de atención para plantearse la necesidad de de vivir experiencias conjuntas en pareja.

Por muy diferentes que seáis, por muy diferentes que sean vuestros gustos y vuestras formas de pasar el tiempo de ocio, seguro que podéis encontrar algo que os una. Sin presionar, sin forzar, sabiendo que los dos queréis pasar más tiempo juntos y hacer planes en común. Sin dejar que la inercia os convierta en una de esas parejas que siguen juntos por costumbre y no porque se elijan el uno al otro cada día. La imaginación, la creatividad y la lucha contra la rutina no es algo a tener en cuenta solo entre las sábanas, también hay que renovar cada día la vida en común.

Y tú, ¿haces planes con tu pareja? ¿qué solución pondrías a este problema en la relación?

Puedes leer más artículos similares a Por qué mi pareja no hace planes conmigo: ¿tiene solución?, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.