10 señales de que tu pareja se ha convertido en tu amigo

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cuando tu pareja se convierte en tu amigo

El amor que se tiene una relación de pareja se transforma con el tiempo. Del enamoramiento loco y de la pasión, se puede llegar a la costumbre y al cariño. No falta quien llega hasta el odio. Pero, ¿qué pasa cuando tu pareja se convierte en tu amigo? Le damos vueltas al amor y a la amistad.

Cómo saber que tu pareja se ha convertido en tu amigo

No es negativo que seas amiga de tu pareja, pero tu pareja debe ser precisamente eso, pareja. En el momento en que compruebas que tu amor se ha convertido en amistad, la relación pierde el sentido. No hay que confundir cariño con amor.

1 Apariencias. Los demás no os ven precisamente como una pareja con química, pero sí como un equipo indestructible que podrá durar por toda la eternidad.

2 Sexo. Todas las parejas atraviesan etapas en las que se reduce el sexo y puede ser efecto de la rutina o de la falta de interés sexual porque ahora sois más amigos que otra cosa.

3 Atracción. Seguís siendo seres sexuales y seguís sintiendo atracción, pero no el uno por el otro, sino por terceras personas. O cuartas. La infidelidad no sería un drama para vosotros.

4 Detalles. Los detalles románticos de los primeros tiempos del enamoramiento dan paso a detalles más prácticos. La caja de pizza vence a la caja de bombones porque es mucho más apañado para resolver una cena.

5 Discusiones. Desde hace un tiempo tenéis menos discusiones y las que tenéis, son menos airadas. Puede ser porque habéis aprendido a discutir en pareja o puede ser porque los amigos tienen menos desencuentros que los amores.

6 Lenguaje corporal. Cuando estáis juntos os seguís tocando, lo que indica que no os habéis dejado de gustar. Pero os gustáis de otra manera, de esa manera en la que priman los abrazos o los besos en la frente a los apasionados besos en la boca.

7 Intimidades. Tus amigas te envidian porque le puedes contar a tu novio intimidades. Le cuentas cómo te sientes, notas su empatía y hasta puedes hablarle de tu menstruación sin que se desentienda. Es genial, pero seguramente no es tu novio, es tu amigo.

8 Fiestas. Cada vez salís menos juntos y más con vuestros respectivos amigos. No hay escenas de celos ni enfados, sino que en el desayuno os contáis con más o menos detalle cómo os ha ido la noche.

9 Futuro. Una muestra evidente de que la relación se ha terminado es cuando no visualizas a ese hombre en tu futuro. En este caso, sí le visualizas, incluso le consideras perfecto como padre de tus hijos, pero la escena viene en color azul de tranquilidad y no rosa de amor.

10 Estafa. Te sientes estafada por la idea del amor. Eres feliz con tu pareja, os lleváis bien, os entendéis bien, hay comunicación, empatía y mucho cariño. Pero falta algo, ¿verdad? Falta amor.