¿Mi relación tiene futuro? Haz nuestro test y sal de dudas

Contesta con sinceridad a nuestras preguntas y descúbrelo

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

 ¿Mi relación tiene futuro? Descúbrelo

¿Qué pasa después del 'y fueron felices'? Las relaciones de pareja no siguen un patrón definido y cada uno lo vive a su manera. Lo que sí ocurre siempre es el descubrimiento de que el amor no es perfecto y que la relación no es como te habías imaginado. ¿Quiere eso decir que tu relación no tiene futuro? Las decepciones forman parte de la vida y también del amor, pero para saber si tu relación tiene futuro o no, tendrás que responderte a algunas preguntas.

¿Quieres saber si tu relación tiene futuro? Contesta sinceramente

¿Por qué el amor no es como en las películas? Así sabríamos si nuestra relación va bien o mal. La realidad de la pareja a veces no es tan ideal como cuando nos enamoramos y por eso la duda es normal y hasta saludable. ¿Estás en una relación con futuro?

1. ¿Eres tú misma en pareja?

La pregunta fundamental que debes hacerte es si eres tú misma en la relación. Si te sientes cómoda, si te sientes querida, si te sientes respetada, si te sientes admirada. Y, por supuesto, si él también se siento cómodo siendo como es.

Porque es frecuente enamorarse de un ideal que no se corresponde para nada con la persona ni con la personalidad. Un buen día se cae la venda de los ojos y empezamos a notar que nuestra pareja nos quiere cambiar o que queremos cambiar a nuestra pareja.

2. ¿De qué hablas con tu pareja?

La respuesta correcta para vivir en una pareja feliz y con perspectivas de futuro es 'de todo'. Las parejas saludables hablan de todo, de lo importante y de lo trivial, de lo general y de lo particular, de los sentimientos, de los sueños, de los miedos, de las alegrías.

Si hay algo que es determinante para el futuro de la relación es vuestra forma de comunicación. Si no te atreves a hablar de ciertas cosas, si él se niega a comentar otras o si no entendéis la forma de expresarse del otro, ese fallo puede acabar matando al amor.

3. ¿Cómo discutes con tu pareja?

Muy relacionada con la comunicación está la forma en que discutes con tu pareja. Que una pareja tenga discusiones frecuentes no quiere decir que esté abocada al fracaso, porque todo depende de cómo se haga. Pueden ser discusiones desde el respeto con un fin de mejorar, lo que se llama discusión constructiva.

Pero también pueden ser discusiones destructivas donde uno no escucha al otro y se dedica a lanzar reproches, gritos y faltas de respeto. Una crítica siempre debe ir acompañada de una autocrítica.

4. ¿Formas parte de su entorno?

¿Ya conoces a su familia?, ¿sales de vez en cuando con sus amigos? Y viceversa. Una pareja con futuro vive algunos espacios independientes, pero otros deben ser compartidos.

Formar parte de su entorno y él del tuyo es importante porque hay veces que no se trata de una relación sentimental, sino de un rollo. Cada vez más gente apuesta por el sexo dejando de lado el amor y, para qué nos vamos a engañar, tener un compañero de cama habitual con sexo sin compromiso es de lo más tentador. Pero futuro no tiene.

5. ¿Qué planes hacéis en pareja?

Es cierto que cada cual tiene sus propios ritmos. Pero fíjate en qué tipo de planes hacéis en pareja. ¿Habéis hablado de convivencia? O tal vez simplemente de pasar las próximas vacaciones juntos.

Si no pasa de una escapada de fin de semana casi improvisada, unas copas los viernes por la noche y una sesión de sofá, mantita y película los domingos, puede que estéis evitando a propósito los planes de futuro.

6. ¿Tenéis objetivos comunes?

Objetivos y valores. No es necesario tener los mismos gustos en pareja y tampoco compartir los sueños, pero sí lo es tener los mismos criterios básicos en cuanto a forma de vida.

Si tú no quieres tener hijos y su sueño es formar una familia, es evidente que se trata de una incompatibilidad de imposible resolución. Atenta vuestras expectativas de futuro.

7. ¿Confías en tu pareja?

Tan básica y tan necesaria como la comunicación es la confianza en pareja. Confías en él, crees en su amor por ti y no se te pasa por la cabeza que en algún momento te esté engañando, te esté mintiendo o te esté haciendo daño a propósito.

A veces ocurre que te enamoras de personas que te quieren pero que no te quieren bien. Sus motivos para mentirte, engañarte o tratarte como si fueras el enemigo, no los sabrás nunca, pero debes evitar a esas personas a toda costa.

8. ¿Te ríes con él?

Las risas compartidas son el mejor aval para un futuro juntos. El sentido del humor es fundamental en la vida y en el amor y no hace falta que sea monologuista para reírte con él.

Una pareja que siempre está seria, en la que las bromas se malinterpretan y que están unidos únicamente en la desgracia, no tiene mucho futuro o, al menos no tiene un futuro feliz.

9. ¿Os dejáis espacio?

No nos cansaremos de insistir en la necesidad de no renunciar a la independencia en pareja, en que cada uno tenga su propio espacio para seguir desarrollándose de forma individual y para seguir enriqueciéndose con sus diferencias el uno al otro.

Tal vez has vivido alguna vez una de esas relaciones de siameses en las que era imposible encontrarte a solas. Tus amigas no podían tener una charla íntima contigo y él aparecía en cada evento familiar. Cuidado porque la unión de las parejas de siameses es más precaria que ninguna.

10. ¿Y si le preguntas a él?

Hasta aquí te hemos propuesto que te hagas preguntas sobre tu relación de pareja a ti misma, que reflexiones y analices el estado de tu relación y sus posibilidades. Pero como estamos hablando de una pareja, esto es, dos personas, no sería mala idea que le preguntases directamente a él. ¿Crees que tenemos futuro como pareja?

Y tú, ¿crees que tu relación tiene futuro?

Puedes leer más artículos similares a ¿Mi relación tiene futuro? Haz nuestro test y sal de dudas, en la categoría de Pareja en Diario Femenino.