Cómo acabar con el acné rosácea: causas y tratamiento para los granos

La rosácea no tiene cura, pero se puede aliviar los síntomas

María Fernández

Cómo acabar con el acné rosácea: causas y tratamiento para los granos

El acné no solo tiene consecuencias físicas visibles, sino que además, es habitual que cause problemas de autoestima a aquellas personas que lo sufren en su grado más alto. ¿Has oído a hablar de la rosácea? Se trata de una inflamación de la piel cuyas causas y tratamientos continúan siendo investigados. Te ayudamos a saber cómo acabar con el acné rosácea. 

¿Qué es la rosácea?

La rosácea es una enfermedad de la piel relacionada con el acné vulgar en su variedad más grave y se ha asociado con distintos trastornos oculares como la queratitis. Se trata de una afección que se produce por la hinchazón de los vasos sanguíneos. Sin embargo, no se conocen las causas por las que se produce. Hay médicos que sostienen que hay un componente hereditario que hace que la enfermedad pase de padres a hijos. Por el momento, no existen demasiadas investigaciones que aseguren que los granos de la rosácea estén provocados por bacterias.

¿Quién es más proclive a sufrir acné rosácea?

Algunos registros indican que es más común que el acné rosácea afecte a las mujeres con piel clara, aunque, cuando lo sufren los hombres suelen tener brotes más severos. Las personas entre los 30 y los 50 años son más proclives a padecerlo.

¿Cuáles son los síntomas de la rosácea?

Aquellos con rosácea suelen tener la piel enrojecida. Se sufre de irritación de ojos, los cuales suelen estar llorosos o inyectados en sangre. Los párpados también pueden inflamarse y la nariz ponerse algo roja e hinchada. Es habitual que aparezcan granos, y en los casos más graves, úlceras cubiertas por una costra. La cara se puede hinchar y aparecer líneas delgadas rojas debido a que los vasos sanguíneos se han dilatado.

¿Cómo acabar con el acné rosácea?

El acné rosácea no tiene cura, pero sí que es posible controlar los brotes al evitar ciertos comportamientos que, en tu caso particular, empeoran el estado de tu piel. Es recomendable, por tanto, escribir en un diario los factores nuevos que has introducido para comprobar qué beneficia o perjudica a tu piel.

Síntomas, causas y tratamiento de la rosácea

Muchos pacientes aseguran que el calor no es el mejor aliado para la piel, por lo que intentan darse baños breves, evitar las comidas demasiado calientes y picantes, así como la exposición demasiado continuada a la luz solar. Pero tampoco las temperaturas muy frías ayudarán a reducir el acné.

El estrés y el alcohol no son deseables, en general, pero menos si padeces rosácea. En cualquier caso, es imprescindible que acudas al médico para que te recomiende el mejor tratamiento. Lo más importante si tienes rosácea es cuidar tu piel, por lo que no se te puede olvidar aplicarte todos los días un bloqueador de sol con protección. Todos los productos faciales que utilices tienen que ser muy suaves para que tu cara no se irrite.

No dudes en acudir a un dermatólogo para que evalúe tu caso de acné rosácea.