Acné hormonal: cuando las hormonas producen granos

Los cambios hormonales afectan a la aparición de granos por acné.

En determinados momentos de la vida de la mujer, y también del hombre, los niveles de hormonas pueden variar. Una de las posibles consecuencia de este aumento de ciertas hormonas en nuestro organismo es la aparición de acné. Tanto si ya habías tenido granos como si no, tu cara y cuerpo pueden verse afectados por diferentes tipos de lesiones cutáneas. El acné se produce cuando los poros de la piel se obstruyen por la suciedad o por un exceso de sebo, causando una pequeña infección.

Algunos estudios han determinado que hay algunas hormonas que están asociadas a un exceso de producción de esa grasa facial. Por ejemplo, cuando se desequilibra la testosterona o la dihidrotestosterona, tu rostro puede llenarse de espinillas.

La pubertad es el momento en el que nuestro cuerpo está dejando de ser el de un niño para convertirse en el de un adulto. Las hormonas juegan un papel protagonista en esta transición ya que son las que posibilitan algunos de los cambios más importantes. Es común que el acné adolescente, que se suele producirse a partir de los 12 años si bien a menudo los preadolescentes ya han sufrido de granos y espinillas, aparezca en la conocida como zona T (frente, nariz y barbilla).

Qué es el acné hormonal

Otro de los momentos en los que nuestro cuerpo está sometido a la influencia de las hormonas es durante la regla y los días de antes. Muchas mujeres notan que el acné empeora en los días premenstruales. De hecho, hay quienes pueden predecir que les va a venir el periodo por los granos que le han aparecido. Si tus ciclos menstruales son muy irregulares, seguro que has notado con frecuencia cómo tienes más granos una vez al mes.

Por otro lado, existen multitud de tratamientos para diferentes enfermedades que pueden empeorar el acné. Aquellos que contienen hormonas como los andrógenos, estrógenos o la hormona del crecimiento pueden provocar que te salgan más granos. Algunos males como el síndrome del ovario poliquístico podrían desequilibrar tus niveles de hormonas androgénicas, lo que podría producir un aumento del acné. También el estrés puede afectar directamente a la producción de estas sustancias, lo que crearía más grasa facial. 

María Fernández  •  domingo, 3 de agosto de 2014

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Galería

  • Los problemas más comunes (y odiados) de nuestra piel

    Los problemas más comunes (y odiados) de nuestra piel

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x