Por qué demasiado azúcar puede estar dañando tu organismo

La OMS recomienda no sobrepasar los 25 gramos diarios

Tamara Sánchez

Efectos nocivos del azúcar en la salud

Hay ciertos alimentos que resultan bastante perjudiciales para la salud como es el caso del azúcar. La sociedad va concienciándose sobre ello (cada vez más) y está empezando a limitarse su consumo. Sin embargo, todavía existe un gran desconocimiento al respecto. Nos cortamos a la hora de comer, por ejemplo, cualquier tipo de bollería porque sabemos a ciencia cierta que está repleta de azúcares, pero ¿acaso somos conscientes de que otros productos como los embutidos, las salchichas, el kétchup o los zumos envasados también se caracterizan por tener una gran cantidad de azúcar en su composición?

¿Por qué un consumo excesivo de azúcar puede dañar nuestro organismo? En Diario Femenino te contamos todas las posibles consecuencias negativas que te puede acarrear para que puedas tomar medidas al respecto y puedas llevar una dieta mucho más saludable a partir de ahora. ¡Muy [email protected]!

Por qué NO hay que abusar del consumo de azúcar

Azúcar: perjudicial para el organismo

Son muchos los daños que provoca en el cuerpo el consumo desmedido de azúcar. A continuación te enumeramos algunos de ellos:

1 Aparición de caries

¿Sabías que las bacterias se alimentan de los azúcares simples? El hecho de consumir una gran cantidad de azúcar y tener una incorrecta higiene bucal hace que las bacterias vayan creciendo hasta el punto de destruir el esmalte dental y provocar la aparición de caries.

2 Hambre excesiva

El consumo desmedido de fructosa (una clase de azúcar) provoca que el organismo se haga resistente a la leptina (una hormona que sirve para controlar la sensación de hambre y el apetito). ¿Consecuencia? En lugar de sentirnos saciados lo único que conseguimos es querer comer cada vez más.

3 Aumento de peso

En esto tiene una gran influencia el punto anterior. Las dietas ricas en azúcares son altamente calóricas, pero no solo eso. No sacian en absoluto el hambre (como has podido comprobar tienen justo el efecto contrario). Además, este incremento de peso, si no se mantiene bajo control, puede terminar desembocando en obesidad con todas las terribles consecuencias que ello acarrea.

4 Diabetes

El principal factor desencadenante de diabetes es precisamente el consumo de refrescos, bebidas energéticas, gaseosas y limonadas (productos con altas dosis de azúcar). Las personas que toman a diario una o dos latas de este tipo de bebidas están corriendo un alto riesgo de terminar desarrollando enfermedades como la diabetes de tipo 2.

5 Hipertensión y colesterol

No solo la diabetes puede desarrollarse debido a un consumo excesivo de azúcar. La glucosa en dosis altas en nuestro cuerpo también puede llegar a ser desencadenante de otros problemas de salud como un incremento en la tensión arterial o un aumento en el organismo del colesterol malo.

6 Gota

¿Te has convencido ya de reducir el consumo de azúcar en tu dieta diaria? Pues aún hay más consecuencias negativas. Los refrescos y la fructosa también pueden provocar gota, una enfermedad producida a causa de la acumulación de ácido rico en diferentes partes del organismo, especialmente en las articulaciones, en los tejidos blandos y en los riñones.

7 Nerviosismo

Normalmente asociamos la cafeína a sensaciones de estrés, ansiedad y dificultad para concentrarse en tareas concretas. Pero… ¿sabías que el azúcar también puede provocar estados de nerviosismo?

8 Acné

Otro de los efectos negativos de tomar demasiada azúcar en el día a día es el de la predisposición de la piel a sufrir el temido acné. Es por ello que en el caso de que sufras continuos problemas en la piel, debes evitar a toda costa el ingerir dosis excesivas de azúcar.

Cómo saber si mi consumo de azúcar es excesivo

Consumo excesivo de azúcar: cómo reducirlo

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el consumo de azúcar de una persona con una masa corporal normal no debe exceder el 5% de la ingesta calórica diaria, es decir, unos 25 gramos aproximadamente (esto equivaldría a unas seis cucharadas de café).

Si tu consumo diario sobrepasa estas cantidades quiere decir que debes reducirlo. ¿Cómo? A continuación te proporcionamos algunas pautas o consejos:

+ Consume alimentos frescos: dale prioridad en tu dieta a los alimentos frescos (huevos, carne, fruta, pescado…) por encima de los precocinados o envasados los cuales suelen contener más azúcares añadidos.

+ ¿Antojo de dulce? Opta por la fruta: pera, manzana, fresas, piña… El azúcar presente en cualquiera de estas frutas es cien mil veces mejor que el que contiene la bollería industrial, por ejemplo.

+ Sustituye el azúcar por otros edulcorantes: sacarina, jarabe de arce, miel, estevia, canela… ¡Endulzarás tus postres y estarán deliciosos!

+ Sustituye refrescos por otras bebidas: ¿sabías que los refrescos contienen unos 32 gramos de azúcar? Algo increíblemente excesivo teniendo en cuenta la cantidad diaria recomendada por la OMS. Desde luego, hay otras alternativas mucho más saludables: agua, té, infusiones, café con hielo…

¿Te ha quedado alguna duda en cuanto al consumo de azúcar? No te puedes perder todo lo que nos contaron al respecto Marina Díaz Naranjo y Axel Ceinos Moraza (dietistas y expertos en nutrición) en nuestro I Encuentro #EntreNosotras. Te lo mostramos en el siguiente video. Porque ya es hora de que empieces a comer verdaderamente sano, ¿no crees? ¡Elimina el azúcar de tu vida!