Actividades que provocan más ansiedad

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

No es fácil aprender a manejar la ansiedad, pero si ponemos un poco de nuestra parte, sumado al tratamiento médico más adecuado, podemos conseguirlo. Muchas veces somos nostras mismas las que saboteamos nuestro estado de ánimo con actividades que lejos de tranquilizarnos nos producen más ansiedad.

La lista de esas actividades que pueden empeorar la ansiedad es larguísima y depende del tipo de ansiedad del que se trate tanto como de las características personales. Pero hay unas cuantas que, sea cual sea el tipo o la causa de ansiedad, son muy perjudiciales. Y se trata de actividades que realizamos habitualmente con la que hay que tener mucho cuidado.

Televisión

Ver la tele es uno de los peores enemigos de la tranquilidad. No se trata de que destierres el televisor de tu casa y de tu vida, pero procura ver la tele solo cuando te interese algún programa, serie o película. Porque muchas veces nos sentamos frente a la caja tonta solo porque nos hemos quedado sin fuerzas para hacer otra cosa, agotadas de tanto pensar.

Ver la televisión sin especial interés es muy perjudicial para la ansiedad, sobre todo si lo hacemos por la noche. Con el cuidado que debemos tener con el insomnio en los periodos de ansiedad, la televisión no es la mejor opción para acostarnos relajadas.

Ordenador

El ordenador genera mucha ansiedad tanto si lo usamos para el trabajo como para los ratos de ocio. Especialmente peligroso es si lo utilizamos para ambas cosas porque al final somos incapaces de desconectarnos durante todo el día y acabamos con un estrés permanente. Conviene delimitar las funciones y el horario antes de ponernos frente al ordenador.

Las redes sociales no son tampoco el mejor bálsamo de paz. La cantidad de horas que pasamos con nuestros amigos virtuales, hablando o con ellos o, simplemente observando lo que hacen y dicen generan mucha ansiedad. Muchos trastornos del comportamiento son generados por el uso indebido que hacemos de las redes sociales.

Y es que la cantidad de actividades que hacemos en el ordenador pueden acabar con nuestra tranquilidad. Revisar el correo, trabajar hasta tarde, hablar por el chat, jugar...muchas de esas actividades las realizamos todas a la vez y no nos damos ni cuenta, pero nuestra mente se va saturando hasta dejarnos totalmente bloqueadas en lo que se conoce como "infoxicación".

Teléfono móvil

Lo del teléfono móvil no nos cansaremos nunca de repetirlo: nos excedemos en el uso del smartphone. Con el teléfono ocurre prácticamente lo mismo que con el ordenador, con la particularidad de que el ordenador, al final del día y aunque sea tarde, lo apagamos. Sin embargo, el móvil no nos permite centrarnos en nosotras mismas ni por un momento.

Ahí tenemos el Whatsapp que hace que estemos en constante estado de alerta, mirando quién está en línea, tomando nota mental de la diferencia entre su última comunicación con nostras y su última conexión...y haciendo todo tipo de conjeturas sobre el motivo de su silencio. Ya está diagnosticada la nomofobia, que es un tipo de trastorno de ansiedad que genera el móvil, así como el síndrome de la vibración fantasma. Pero sobre esa relación entre teléfono móvil y ansiedad correrán ríos de tinta.

Puedes leer más artículos similares a Actividades que provocan más ansiedad, en la categoría de Ansiedad en Diario Femenino.