Qué hacer para superar el miedo al paso del tiempo

La cronofobia es la peor cara de un mal que cada vez afecta a más personas

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Qué es la cronofobia o el miedo al paso del tiempo

A veces hablamos de esa famosa crisis de los 40 que muchos se empeñan en relegar al terreno mítico, pero es real. El tiempo actúa inexorablemente y además su paso deja huellas evidentes en nuestro cuerpo, en nuestra mente y en nuestra vida en general. Pero esas huellas no siempre son negativas. Nos preguntamos qué hacer para superar el miedo al paso del tiempo, si es que se puede hacer algo.

La cronofobia o el miedo al paso del tiempo

Por qué tenemos miedo al paso del tiempo

Cuando tienes a envejecer, cuando sientes frustración porque no te va a dar tiempo para hacer todo lo que quieres hacer o cuando observas tu vida y te embarga la tristeza, es porque te estás dejando atrapar en el miedo al paso del tiempo. Esta actitud que hasta cierto punto es inevitable cada vez que cumples un año más, se convierte en un verdadero problema si das un paso más y te dejas atrapar por la cronofobia.

Pero es que el paso del tiempo está ahí, es una parte de la vida que jamás podremos controlar. Se nos escapa. Se nos escapa el tiempo, se nos escapa la vida y se nos escapa el control. No podemos hacer que los minutos de espera antes de entrar al médico pasen más rápido y tampoco podemos detener el tiempo cuando nos abraza la persona amada.

Los efectos del paso del tiempo

qué es la cronofobia

Y el tiempo sigue pasando. Y nos damos cada vez más cuenta porque nuestra vida está sometida a la tiranía del reloj. Relojes y agendas, horarios establecidos que hay que cumplir sí o sí, citas concertadas y hasta las horas extra en el trabajo que no dejan de ser el eufemismo más irónico. Horas extra es lo que necesitarías para ser feliz, estás pensando. O para que el día te llegue a cundir.

Y entonces te miras al espejo y ves una cana; espera que hay unas cuantas más. ¿Te has hecho mayor? Por supuesto que sí. Y necesitas gafas para leer. Y tienes más citas médicas que sentimentales. Y miras atrás y no has hecho casi nada de todo lo que querías hacer. Tus sueños se han quedado atrapados entre las agujas de un reloj que te exige y te ordena, que lleva las riendas de tu vida.

Cómo superar el miedo al paso del tiempo

Supera el miedo al paso del tiempo, conocido como cronofobia

Esta realidad que estamos contando respecto al tiempo no tiene por qué hacerte caer en el desánimo. No podemos tener el control del tiempo, eso nunca ocurrirá. Pero sí podemos controlar lo que hacemos durante todo ese tiempo. Y lo que es más importante, sí podemos decidir cómo vivimos ese tiempo.

Los enamorados suelen decir cosas como que "dos minutos contigo valen una eternidad". Y puede llegar a ser cierto si te lo propones. Porque lo que importa no es el tiempo contable, es la intensidad del momento que estás viviendo. Exprimir el tiempo no es dar la vuelta al mundo agobiada por todos los lugares que puedas conocer antes de que se te acabe el tiempo.

Exprimir el tiempo es aceptar las sensaciones de este preciso momento y hacerlas tuyas, en forma de recuerdos, en forma de experiencias o en forma de disfrute pasajero. No te fijes tanto en el calendario porque relojes y calendarios producen ansiedad y asfixia vital. Y fíjate tan solo en vivir cada segundo con una sonrisa de alegría, de bienestar o de felicidad.