Hablo solo, ¿estoy enfermo o loco?

Beneficios de expresar tus pensamientos en voz alta

Napoleón Fernandez

 beneficios de hablar solo

Desde tiempos pasados se ha asociado el hecho de hablar solo con rasgos de locura o de padecer alguna enfermedad mental. Quítate esa idea de la cabeza, porque más que desventajas puede tener muchos beneficios para tu salud y para tu cerebro. Los mayores intentamos evitar hablar solos para que nadie se lleve una mala imagen de nosotros, pero es una práctica que los niños hacen mucho, siendo una parte muy importante para su buen desarrollo emocional y mental. 

Qué tiene de bueno hablar solo 

Ayuda a organizar tus pensamientos

¿Cuántas veces esas conversaciones que tienes contigo mismo son para decirte las cosas que debes hacer a lo largo del día? De ahí que muchos estudios señalen que uno de los principales beneficios de hablar solo sea que te ayuda a organizar tus pensamientos y a reducir el estrés en tu día a día. Tu mente priorizará y conseguirás llegar a todo sin problema. 

Se gana en autoestima

"Yo puedo"," Tú puedes", "Vamos a por ello", "Nada me va a frenar". Seguramente te has repetido estas frases para ti mismo, pero también en voz alta en infinidad de ocasiones cuando has tenido la necesidad de sentirte más fuerte frente a duros desafíos que te presentaba la vida. Hablas solo y lo haces para ganar confianza en ti mismo, para mejor tu autoestima y para superarte ante cualquier tipo de adversidad que se te pudiera plantear ante tu próxima meta. "No hay límites" , "Soy el mejor", "Lo voy a conseguir". Solo si tú crees en ti, podrás alcanzar cualquier cosa que quieras. 

Aumenta la concrentación 

Hablar solo es un excelente recurso para evadirse el mundo y lograr una mayor concentración en tareas cotidianas. Acuérdate de tu época de estudiante, ¿cómo te preparabas para un examen? ¿cuál era la mejor forma de concentrarte? Probablemente te encerrabas en tu habitación, subrayabas con un boli fluorescente los conceptos básicos y, tras una lectura pausada, repetías en voz alta. Y es que así te concentrabas mejor, además de memorizar más rápido los puntos principales.  

Te hace sentir mejor 

hablar solo te hace sentir mejor

El ser humano es sociable por naturaleza y necesita de los demás para crecer como persona y para aprender, pero también para complementarse y darse cuenta de sus virtudes y de sus defectos. Necesitamos relacionarnos con los demás porque nuestro cuerpo nos pide comunicarnos y contar lo que nos pasa. Y, ¿qué ocurre cuando eso no es posible? Cuando después de una difícil jornada laboral en la que nada se ha puesto de tu parte (has llegado tarde, has perdido toda la documentación del ordenador, te han mandado hacer un informe a última ahora y, para rematar, te ha caído la bronca de tu jefe por entregar mal el dicho estudio) tienes que relatarle a alguien la  "crónica del peor día de tu vida", pero no tienes a ningún amigo cerca. La consecuencia más inmediata es contártelo a ti mismo y establecer una conversación contigo para desahogarte. ¡Soltarás toda la tensión y te sentirás mucho mejor!

Mejora tu memoria 

Imagínate la situación: estás en el salón de tu casa viendo la televisión y en tu cadena favorita emiten ese concurso de preguntas y respuestas que tanto te gusta porque, como tú dices, siempre se aprende algo nuevo. En un momento del programa, el presentador lanza una cuestión que deja sin palabras al participante ese día, mientras que tú en tu casa gritas en voz alta la solución al enigma. Este acto impulsiva ayuda a tu cerebro a activar información adicional sobre ese concepto, refrescándose y actualizándose. 

Permite un mejor control y gestión de las emociones 

Seguramente te haya pasado que al hablar solo lo haces en tercera o segunda persona, como si estuvieras estableciendo un diálogo con alguien. Es otra forma de hablar solo que te aportará grandes beneficios, como mantener una actitud más tranquila y relajada, tener más confianza en ti mismo, tomar decisiones de una manera inteligente y rendir mejor en el trabajo.  

Cuando expresar los pensamientos en voz alta se convierte en un problema

esquizofrenia y hablar solo

Hablar solo te reportará todos estos beneficios que te hemos contado más arriba siempre y cuando lo hagas con respeto y no atacándote. No lo haga para castigarte, para recriminarte cosas que hayas hecho mal o para fustigarte porque solo entonces esos pensamientos que estás diciendo en voz alta se volverán en tu contra. Adiós a sentirte mejor, fuera el control de las emociones, hasta siempre la organización mental... Hablar en este tono y con esas connotaciones tan negativas puede ser casi peor que el silencio. Abandona esa actitud, colócate frente a un espejo y comienza a dialogar contigo mismo como cariño, de igual forma que si lo hicieras con un ser querido: tu pareja, tu mejor amigo, tu madre, tu hijo... 

Otra circunstancia en la que hablar solo se puede convertir en un gran problema es cuando en esas conversaciones existen alucinaciones o cuando la persona escucha otras voces que no son la suya. Se trataría, entonces, de enfermedades mentales como la esquizofrenia.