10 maneras de saber que has cambiado como persona

Ser feliz es el objetivo de cualquier persona en la vida

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Señales de que has cambiado

No podemos olvidarnos de todo ese trabajo de desarrollo personal para conseguir el objetivo, que no es otro que ser felices. La autoestima juega un papel fundamental y por eso debes atenderla siempre, cuidarla y tratar de mejorar. Estas son algunas maneras de saber que has cambiado como persona y que ahora eres más fuerte.

Señales de que estás cambiando a mejor

La vida es experiencia y la experiencia es sabiduría. De ahí que siempre reneguemos del estatismo vital y promovamos la evolución, el cambio, hasta encontrar la mejor versión de nosotras mismas. Y hay algunas señales que demuestran que has cambiado como persona.

1 Relativizas. Has aprendido a relativizar en la vida. Los problemas que antes te parecían imposibles de resolver hoy los aceptas y tratas de solucionarlos utilizando tus propios recursos.

2 Priorizas. También has aprendido a priorizar. Salud, dinero y amor, no necesariamente en ese orden. Incorporas a la ecuación familia y amigos, pero por encima de todo está el amor por ti misma que es el que de verdad funciona para ser feliz.

3 Te conoces. Una persona que no se conoce a sí misma no es una persona feliz. Mirar para otro lado no funciona, tienes que mirar en tu interior, hacer un ejercicio de introspección para saber quién eres realmente.

4 Te gustas. Trabajar la autoestima sirve para conocerte mejor, pero fundamentalmente sirve para gustarte, para quererte más y valorarte como te mereces.

5 Exiges. A estas alturas de la vida tienes ciertas exigencias, en el amor, en la amistad y en el trabajo. No mueves un dedo por menos de lo que te mereces.

6 Seleccionas. Has conseguido eliminar de tu vida a todas o a casi todas esas personas tóxicas que te rodeaban. Tienes el camino despejado.

7 Te ríes. Sabes que debes tomarte la vida menos en serio, que el sentido del humor es imprescindible para sobrevivir a todos los imprevistos. Y te ríes hasta de ti misma.

8 Te desmarcas. Con el tiempo has aprendido a desmarcarte, a seguir tu propio camino al margen de la opinión de los demás. A eso se le llama ser independiente y es el camino directo a la felicidad.

9 Sueñas. Sigues soñando, que es la señal más clara de que estás viva, que es el motor que te impulsa a seguir. No dejes de soñar y no dejes que nadie te robe tus sueños.

10 Te empoderas. Ahora eres consciente del poder que tienes, lo que viene en llamarse empoderamiento y que consiste en utilizar tu propio poder, en tomar tú las decisiones y en tomar las riendas de tu propia felicidad.

 

?

Una publicación compartida de Kendall (@kendalljenner) el21 de Feb de 2017 a la(s) 4:50 PST