Actitudes machistas que NO debes consentir a otras mujeres

Situaciones que no deberías permitir

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

El machismo lo encuentras en todos los ámbitos de la vida y a diario. El machismo perjudica gravemente tu felicidad y en algunos casos hasta tu salud. El machismo es un obstáculo más para mejorar tu autoestima, para vivir en libertad siendo tú misma y para ser feliz. Por eso hay algunas actitudes machistas que NO debes consentir a otras mujeres.

Actitudes machistas que no debes consentir a otras mujeres

Vas caminando por la calle tranquilamente pensando en tus cosas y cuando pasas delante de un grupo de hombres escuchas unos piropos que supuestamente tienes que agradecer. En el metro, un chico no deja de mirarte el escote y cuando llegas al bar antes que tus amigas no falta el que 'se preocupa' y te pregunta que por qué estás tan sola. Seguramente estás muy harta del machismo que tienes que soportar a diario y seguramente estás muy frustrada porque ese comportamiento machista no viene únicamente de parte de los hombres. ¿Qué pasa cuando son otras mujeres las que promueven estas prácticas machistas? Seguro que te suenan este tipo de situaciones: 

1 Que vas muy sexy. ¿A dónde vas tan maquillada?, ¿no es demasiado corta esa falda?, ¿y ese vestido tan ajustado? A la gente le da por fijarse en cómo vas vestida, en cómo te arreglas y se creen con derecho a evaluarte. No lo consientas, ni por parte de tu pareja, ni por parte de tus amigas, ni por parte de nadie. Tú vas como quieres y no tienes que dar explicaciones a nadie.

2 Que no te arreglas nada. Si te arreglas porque te arreglas y, si no, pues ya encontrarán otro motivo para criticar. Que siempre vayas con ropa informal y cómoda, que no te pongas unos tacones ni en la boda de tu mejor amiga porque no los soportas, son actitudes motivo de juicio ajeno. Tú sigue a tu aire, con tu estilo y con lo que te haga sentir bien.

3 Que no te haces respetar. Todavía hay mujeres que se echan las manos a la cabeza cuando comentas que te has acostado con un desconocido que conociste en el bar o por Internet. Todavía hay mujeres y hombres que piensan que tu valía está entre tus piernas y que el respeto se gana a base de no vivir tu sexualidad con libertad. Oídos sordos al qué dirán.

4 Que con ese carácter no vas a encontrar novio. Como eres una mujer independiente y segura de ti misma, a algunas personas les molesta. Debe ser eso que llaman envidia sumando a un error de perspectiva. Tu carácter ni tiene ningún problema, como tú tampoco tienes ningún problema con no tener novio. Que no es tu objetivo en la vida.

5 Que ya es hora de buscar una pareja. Hija, que ya tienes más de 30 años y estás ahí soltera disfrutando de tu vida independiente, saliendo con tus amigas, viajando, divirtiéndote, cambiando de trabajo y haciendo lo que te da la real gana. Y así no puedes seguir, que ya tienes una edad. 

6 Que ya cambiarás de opinión. Para el tema de los hijos poco importa la edad. Da igual la edad que tengas, que si comentas que no quieres ser madre se te echarán encima todas tus amigas, compañeras, tías, primas y demás familia asegurándote que ya cambiarás de opinión. Nunca pierdas de vista que ser madre es una opción, no una obligación.

7 Que ese trabajo no es para ti. ¿Cómo vas a trabajar en un taller mecánico si eres mujer?, ¿cómo se te ocurre opositar al parque de bomberos?, ¿qué vas a hacer con tu trabajo cuando tengas niños? La letanía de discriminaciones laborales fruto del machismo es inmensa. Lucha por tus sueños, que los sueños no entienden de género.

8 Fíjate en fulanita. Esa amiga que le ha puesto los cuernos a su novio, la compañera de trabajo que sale cada día con uno, la vecina del quinto que es una mandona y siempre está gritando a su novio...no consientas críticas a otras mujeres y recuérdales que para criticar a una persona antes hay que ponerse en sus zapatos.

Seguro que has sufrido alguna de estas actitudes machistas por parte de otras mujeres y algunas más. Cuéntanos tu experiencia y dinos lo que no consientes para entre todas acabar con este machismo que no nos deja ser felices.