Complejo de rodillas feas: cómo conseguir unas rodillas más bonitas

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Nos fijamos tanto en las modelos y celebrities retocadas con Photoshop que a veces nos olvidamos de que determinados rasgos de nuestro cuerpo son como deben ser y no necesariamente antiestéticos. El complejo de rodillas feas es muy habitual porque es una parte de nuestro cuerpo bastante conflictiva. Descubre en nuestro diccionario de complejos cómo superar el complejo de rodillas feas.

Complejo por tener las rodillas feas

Uno de los complejos físicos que más afectan a las mujeres es el complejo de rodillas feas. Las rodillas son un punto de nuestro cuerpo muy delicado que a menudo no recibe los cuidados y la atención que necesitan. Rodillas con un color más oscuro que el resto de la pierna, la piel rugosa o incluso tener celulitis en las rodillas son motivos de complejo para muchas mujeres.

Estas mujeres que sufren el complejo de rodillas feas se sienten inseguras cuando se ponen unos shorts o una minifalda. Creen que todo el mundo se fijará en sus rodillas antiestéticas y se sentirán rechazadas. Se trata, como todos los complejos, de un problema de autoestima por basar nuestra forma de ser en nuestro aspecto físico, un error de percepción que hay que corregir cuanto antes.

Cómo conseguir unas rodillas bonitas

Una cosa es tener bien claro que no tenemos por qué definirnos por nuestro aspecto físico y saber relativizar la importancia del exterior y otra cosa es que no debamos preocuparnos lo más mínimo por nuestro cuerpo. En el punto medio está la virtud y la verdad es que las rodillas necesitan cuidados especiales que a menudo olvidamos. Por eso, si tienes complejo de rodillas feas, hay algunos trucos que puedes utilizar para conseguir unas rodillas más bonitas.

Por la textura particular de la piel en las rodillas, la exfoliación es de vital importancia para esta zona del cuerpo. Pero tan importante como la exfoliación para eliminar las células muertas es la hidratación, algo que debemos intensificar en comparación con el resto del cuerpo. Uno de los remedios caseros más efectivos para lucir unas rodillas bonitas es frotarlas con limón exprimido.

Y por supuesto, no podíamos olvidarnos del ejercicio físico para conseguir unas rodillas más modeladas y sin celulitis. Si te gusta andar en bicicleta estás de suerte, porque es una de las mejores prácticas para conseguir unas rodillas bonitas además de saludables.

Puedes leer más artículos similares a Complejo de rodillas feas: cómo conseguir unas rodillas más bonitas, en la categoría de Autoestima en Diario Femenino.