El lenguaje de la autoestima: lo que debes decir y lo que no para sentirte mejor

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Nuestra forma de hablar nos delata. Las expresiones que inconscientemente utilizamos demuestran cuándo existe algún problema de autoestima. Y lo mismo ocurre con el lenguaje corporal. Siendo personas adultas con capacidad para elegir y con recursos lingüísticos suficientes, podemos ayudarnos del lenguaje para mejorar la autoestima. Descubre el lenguaje de la autoestima.

Lo que debes decir para mejorar la autoestima

1 "Gracias por aconsejarme, pero es una decisión que debo tomar yo". Con esta frase te estarás protegiendo de influencias externas que intentan imponer su criterio en tu propia vida. No dejes que nadie decida por ti y empieza a ser una mujer independiente.

2 "No". No creas que todas las expresiones para mejorar la autoestima han de ser positivas. NO en su sentido más negativo, en mayúsculas y rotundo. Es lo que necesitas decir para que tu jefe, tu hermana o tus amigas empiecen a valorar tu tiempo y, de paso, empiecen a valorarte a ti.

3 "Estoy preparada". Esta afirmación puedes hacértela a ti misma o decirla en voz alta para recordar a los demás que eres muy capaz. Que estás decidida a hacer algo y que lo harás con todas las consecuencias.

4 "Lo creas o no, voy a hacerlo". Seguramente tienes a tu alrededor muchas personas tóxicas que te desaniman en cuanto tienes algunas iniciativa. Esos devoradores de ilusión no necesitan muchas explicaciones, tan solo comenta de forma contundente e irrevocable que vas a hacerlo.

5 A veces el silencio es la respuesta más positiva para la autoestima. Tan importante como saber lo que tienes que decir es saber cuándo tienes que callar. No entres en el juego de las críticas o de la envidia cuando se habla de los demás. Porque tú de los demás no tienes nada que decir.

Lo que no debes decir para mejorar la autoestima

1 "Yo no sé mucho del tema, pero...". Esta expresión es una de las formas más frecuentes para empezar a hablar. Denota baja autoestima porque antes de decir nada ya estamos avisamos de nuestra poca competencia en un tema. Hay que tener cuidado con esa falsa humildad a la que socialmente estamos obligadas las mujeres porque perjudica la autoestima.

2 "Ya sabes que yo no valgo para estas cosas". Nunca digas esto en público. No vamos a ponernos místicas y a decirte que tú eres capaz de cualquier cosa, porque no es verdad. Nadie vale para todo, pero si quieres mejorar la autoestima, será mejor que durante algún tiempo no muestres tan a las claras tu debilidades.

3 "Si hubiera..." Si hubiera estudiado en la Universidad, si hubiera decido aceptar aquel trabajo, si hubiera...no sirve de nada regodearse en el pasado ni fustigarse por los errores cometidos o las malas decisiones. En su momento pensaste que era lo mejor y ahora hay que mirar hacia adelante.

4 "Si fuera..." Si fuera más guapa, si fuera más delgada, si fuera más sociable. No puedes avanzar con este tipo de oraciones condicionales que no te permiten ver tus virtudes, sino únicamente tus defectos. Si no te gusta cómo eres y puedes cambiarlo, cámbialo. Si no te gusta cómo eres y no puedes cambiarlo, es el momento de empezar a aceptarte tal cual.

5 "Es que tengo mala suerte". No puedes decir esta frase porque al final te la acabas creyendo y matas todo el optimismo que puedas tener dentro de ti. No tienes mala suerte, tal vez estás pasando una mala racha, pero si conservas esa energía negativa que llamas mala suerte, nunca vas a poder librarte de ella.