Depresión en la vejez: que la edad no te impida ser feliz

Depresión en la vejez

Cuando hablamos de reforzar nuestro equilibrio emocional lo hacemos porque queremos disfrutar más del presente, ser más felices, pero también asegurarnos una mejor calidad de vida en el futuro. Y es que uno de los problemas más frecuentes a los que tienen que hacer frente las personas mayores es la depresión.

Que la depresión en la vejez sea un trastornos muy frecuente no significa que debamos tomarla como una consecuencia obligada del paso de los años. Nosotras no paramos de intentar frenar este trastorno emocional a cualquier edad y por eso estamos decididas a luchar contra la depresión en la vejez.

Causas de la depresión en la vejez

Resulta que con el paso de los años vamos acumulando fatiga por un camino lleno de dificultades, pérdidas, problemas de salud o conflictos familiares. Pero la vida no solo nos aporta cosas negativas y no es una lucha constante contra la adversidad; también vamos acumulando experiencia, sabiduría, amor, risas, cariño y felicidad. Así que no debemos dar por sentado en ningún momento que la fatiga vital que se presenta en muchos ancianos es algo natural.

También podemos reconocer que nuestra fuerza psicológica se va debilitando con los años al mismo tiempo que nuestras capacidades físicas y mentales. Los problemas de salud o las enfermedades crónicas son frecuentes en la vejez y suponen una de las causas principales de depresión. Pero también es una causa de depresión la disminución de la actividad tanto laboral como social, aunque se trata de un factor que está en nuestra mano evitar.

La principal causa de depresión en la vejez es afectiva. Las personas mayores a menudo quedan relegadas a un segundo plano dentro de un núcleo familiar que ellos mismos crearon, y eso es algo que produce una enorme tristeza y desánimo. Tampoco podemos olvidar las pérdidas de seres queridos a las que tienen que hacer frente nuestros abuelos.

Superar la depresión en la vejez

La depresión en la vejez suele tener consecuencias devastadoras para la salud y para la calidad de vida, ya que perder la esperanza, la ilusión y la actividad a esta edad favorece la aparición de otras dolencias físicas y emocionales. Es muy difícil convencer a una persona mayor paaque adopte una perspectiva vital diferente, por lo que es muy importante reconocer y tratar los primeros síntomas de depresión en la vejez.

Los tratamientos para superar la depresión en la vejez son los mismos que en cualquier otra etapa vital, siendo el tratamiento combinado de antidepresivos y psicoterapia el más efectivo y rápido. Pero en las personas mayores hay que tener mucho cuidado a la hora de consumir antidepresivos, dada la cantidad de efectos secundarios que conllevan y las características específicas de salud de los abuelos.

Es especialmente en vejez cuando se hace más importante que nunca la necesidad de cariño, para superar una depresión y para reducir los síntomas de cualquier dolencia que puedan tener. El papel de la familia, de los hijos y de los nietos, es fundamental para ayudar al abuelo a superar la depresión. Y podemos asegurar que la mejor medicina emocional es reconocer su valor dentro de la familia.

Laura Vélez  •  lunes, 15 de julio de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x