El estrés de hacer la declaración de la renta. ¿Cómo evitarlo?

El estrés y la declaración de la renta

Cada año por estas fechas empezamos a temblar ante la simple mención de palabras como IVA, impuestos, retenciones fiscales, desgravaciones... Palabras que ni entendemos ni queremos entender, tan sólo esperamos que este año Hacienda sea generosa con nuestra situación económica y la declaración de la renta nos salga 'a devolver'. Algo que no tenemos asegurado dada la crisis en la que estamos inmersas, y de sobra sabemos quién sale perdiendo en cuestiones económicas y fiscales cuando las cosas van mal: el ciudadano medio.

Los nervios de la declaración de la renta

Y sí tienes la suerte de que Hacienda te manda el borrador de tu declaración y sólo tienes que hacer un click frente al ordenador para que te devuelvan tu dinero, no hay problema. Pero si el año pasado tu vida laboral y familiar no fue todo lo lineal que la burocracia espera, prepárate para rehacer una y otra vez declaraciones y aclaraciones.

Porque si el año pasado te compraste un piso, o te mudaste, o dejaste tu piso de alquiler para volver a casa de tus padres, o cambiaste de trabajo, o te quedaste desempleada a mitad de año, o te divorciaste, la declaración de la renta no te va a resultar nada sencilla. Empiezan los nervios y el estrés por llegar a tiempo a tu cita con Hacienda.

El estrés que genera la recopilación de todas las facturas, pagarés, contratos y demás papeles que no siempre están en su sitio puede paralizarte de tal forma que te impida realizar tus actividades cotidianas. Insomnio y ansiedad son característicos de este ajetreo fiscal en el que nos vemos enredadas.

Cómo evitar el estrés de hacer la declaración de la renta

No exixte una fórmula mágica para eliminar el estrés y los nervios ante la declaración de la renta. Y es que hay un sentimiento de temor a no hacer las cosas bien y, en el peor de los casos, a tener que pagar a Hacienda que es difícil de manejar. Pero se impone la organización.

Como no todas tenemos un gestor que lleve nuestros papeles al día, tendremos que organizarnos nosotras mismas. Lo que sí podemos contar es con todas esas entidades bancarias que se ofrecen a hacerte la declaración de la renta, pero eso sí, tienes que tener en cuenta que la documentación la tienes que aportar tú.

Así que no te queda más remedio que organizarte rápidamente este año y aprender del error para el año que viene, reservando un archivador anual con cualquier documento que refleje tus actividades laborales, económicas, de vivienda o familiares, sea o no relevante. Por si acaso. De esta manera tendrás todo a mano para que sea el funcionario de Hacienda el que decida qué documentos necesita.

Laura Vélez  •  viernes, 21 de abril de 2017

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x