La verdadera razón por la que el estrés te hace engordar

Aprende a reducir tu estrés diario

Lidia Nieto

La verdadera razón por la que el estrés te hace engordar

¿Por qué engordo? Esta es la pregunta que muchas personas se hacen cada semana cada vez que se suben a una báscula. Cuesta asumirlo, pero entre las razones que nos llevan a coger peso hay dos que son claras. La primera, porque comemos, y comemos alimentos con muchas calorías y, segundo, porque NO realizamos ejercicio y, por tanto, no quemamos ese aporte energético que ha entrado en nuestro cuerpo. Otra cuestión muy distinta es preguntarse: ¿Por qué no puedo controlar mis ganas de abrir la nevera y coger lo primero que vea? ¿Por qué cuando estoy nerviosa me da por comer? ¿Por qué el estrés me hace engordar? 

Por qué el estrés te hace engorda

La verdadera razón por la que el estrés te hace engordarCuando uno está nervioso, necesita calmar esa excitación de alguna manera. Hay gente que le da por salir a correr, otros que prefieren hablar mucho, pero también está aquellos que calman esa ansiedad comiendo. En estos casos, el autocontrol es importante, pero no siempre es posible, ¿verdad? Cuando estamos estresados, dormimos mal y, en consecuencia, nuestros niveles de azúcar en sangre se alteran. La consecuencia más inmediata es querer comer y esto crea un círculo vicioso porque aumenta el estrés. 

Nuestros niveles de azúcar en la sangre aumentan cuando comemos. En una persona sana vuelven rápidamente a la normalidad, pero el día que estamos estresados, los niveles de azúcar en la sangre tardan tres horas en volver a la normalidad. La razón por la que esto sucede es que cuando estás estresado, el cuerpo entra en el modo "luchar o huir". Cree que está bajo de azúcar y libera glucosa en la sangre para proporcionar energía a los músculos. Pero si no necesita esa energía para escapar del peligro, el páncreas bombeará insulina para reducir nuevamente los niveles de azúcar en la sangre. Estos niveles crecientes de insulina y la disminución de los niveles de azúcar en la sangre te hacen sentir hambre, razón por la cual anhelas carbohidratos azucarados cuando estás estresado. El mismo tipo de cosas sucede cuando tienes una mala noche de sueño.

Cómo reducir el estrés diario 

La verdadera razón por la que el estrés te hace engordar

Reducir el estrés diario nos ayudará a tener una mejor calidad de vida porque comeremos mejor (más sano, más tranquilos y mayor variedad), dormiremos y, por tanto, descanseremos mejor, podremos alejar de nuestro día a día sensaciones tan desagradables como la ansiedad, y empezaremos a pensar en positivo. Pero, ¿cómo hacerlo? 

+ La respiración es fundalmental para aportar paz y tranquilidad al cuerpo. Para este ejercicio de respirar tenga un efecto perdurable en el tiempo, tienes que intentar incorporarlo a tu rutina diaria. Busca una hora del día (por la mañana o por la noche antes de acostarte), una postura que sea cómoda para ti (de pie, sentada o tumbada) y realiza pequeñas inhalaciones y exhalaciones durante 3 ó 5 minutos. 

+ Despídete del móvil. La adicción que últimamente tenemos a las redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram) y a Whastapp hace que estemos todo el día pendientes del teléfono: si han marcado una foto nuestra como favorita, si hemos recibido un mensaje, si tus colegas han publicado algo nuevo... 

+ Practica algún hobbie. Piensa qué te gusta hacer en tu tiempo libre y busca un hueco para realizarlo. No tiene por qué ser algo físico, puede tratarse de alto tan sencillo con sentarte y observar desde la ventana de tu casa un paisaje o leer un libro. 

Estos pequeños cambios te ayudarán a reducir tus niveles de estrés y, por tanto, tu ansiedad por la comida se reducirá. ¡Se acabó eso de que el estrés te hace engordar