Crematofobia: el extraño miedo al dinero

El dinero produce tantas filias como fobias

Laura Sánchez

Descubre qué es el miedo al dinero, la crematofobia

No dejan de sorprendernos algunas fobias poco comunes y poco conocidas. Si ya estamos acostumbrados a oír hablar de la claustrofobia, la agorafobia o la aracnofobia, otras fobias nos producen cierta incredulidad, como esa fobia al amor, por ejemplo. ¿Y qué me dices del dinero? En nuestro diccionario de fobias hablamos de la crematofobia o el miedo al dinero.

Qué es la crematofobia

La crematofobia es el miedo al dinero. Puede resultar sorprendente porque desde luego es más frecuente tener ciertas filias con el dinero que una fobia, pero así es. Las personas con crematofobia tienen miedo a las monedas, a los billetes o a los pagos en efectivo.

En algunas ocasiones este trastorno fóbico abarca algo más que el propio dinero como objeto y se convierte en un miedo irracional al concepto, es decir, a tener dinero, a no tenerlo, a enriquecerse o a empobrecerse. Y esto, como es de esperar, llega de la mano de la ansiedad.

Síntomas de esta fobia

Cuando tienes crematofobia experimentas ante el dinero todos los síntomas de la ansiedad. Nerviosismo, parálisis, sensación de ahogo, náuseas, mareos, hormigueo o sudoración excesiva. El resultado es, como viene siendo habitual con las fobias, la evitación de la situación que te produce el miedo.

Evitar el dinero no es fácil, aunque las personas que sufren crematofobia han adquirido algunos trucos de supervivencia como no llevar nunca dinero en efectivo y pagar siempre con tarjeta. Pero evidentemente no es algo que puedas evitar en todo momento y situación.

El no poder evitar el dinero, que además de presencia constante tiene una gran importancia en nuestras vidas, genera otros síntomas más allá de los físicos con el pensamiento distorsionado, con ideas irracionales y obsesivas y con un desgaste de la autoestima por la evidencia de no poder hacer una vida normal.

Cómo superar la crematofobia

Las causas de la crematofobia

Pero, ¿cómo se desarrolla este particular miedo al dinero? En muchas ocasiones es la propia precariedad económica acompañada de un trastorno de ansiedad lo que provoca la crematofobia. Y puede que el condicionamiento por una experiencia traumática también se dé en algunos casos.

En cualquier caso, el fondo de la crematofobia está más relacionado con el concepto de dinero que con el objeto en sí, aunque sea el objeto, en este caso los billetes o monedas, lo que provoca la ansiedad o el ataque de pánico al que se puede llegar.

Superar el miedo al dinero

Resulta complicado superar una fobia de este tipo sin ayuda psicológica, ya que entran en juego factores educaciones, culturales, sociales y de la propia personalidad. Y, ¿cómo ordenar todo este puzle caótico emociona? Sin duda, la mejor opción siempre es la terapia cognitivo conductual, ya que trabaja todos los aspectos de pensamiento y de conducta.

Pero también es necesario acompañar cualquier terapia de técnicas de relajación, ya que la presencia de la ansiedad es una constante cuando hablamos de fobias. No hay que descartar la hipnosis en algunos casos, pero siempre buscando un profesional.

Continúa investigando sobre el mundo de las fobias en Diario Femenino. ¿Conoces a alguien que padezca algún tipo de fobia? ¿Qué le da miedo?