Cómo dejar de ser tímida en las discotecas

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Si estamos intentando vencer la timidez es porque nos impide disfrutar de esos momentos de ocio. Esos momentos que los demás utilizan para divertirse, a las personas tímidas les suponen un extra de ansiedad y acaban por evitarlos. Salir de fiesta o ir a una discoteca son actividades para divertirse, pero para las personas tímidas se convierten en un suplicio. Descubre cómo dejar de ser tímida en las discotecas.

Deja la timidez en casa cuando vayas a la discoteca

¿A qué vamos a una discoteca? A bailar, a beber, a ligar, a conocer gente o a estar con un grupo de amigos, precisamente el tipo de cosas que despiertan la ansiedad de las personas tímidas. Nos preguntamos cómo dejar en casa la timidez y salir a la discoteca sin más preocupación que la de pasar una noche divertida y lo primero que se nos viene a la cabeza es el alcohol.

Ya hemos advertido en numerosas ocasiones la doble cara del alcohol como herramienta para vencer la timidez, porque es cierto que el alcohol desinhibe, pero se puede convertir en un problema de adicción o de arrepentimiento al día siguiente si nos pasamos con las copas y nos convierte en personas excesivamente abiertas y sociables. No es que descartemos el alcohol en una noche de discoteca, pero se impone la moderación.

A las personas tímidas también les acompaña la vergüenza y cierto sentido del ridículo que se hace más patente en una discoteca. La música de la discoteca invita a bailar, pero no lo sienten así las personas tímidas que lo que más desean es pasar desapercibidas. Lo cierto es que el baile es uno de los métodos más efectivos para superar la timidez, así que lo mejor será practicar en casa unos pasos de baile y dejarnos llevar por la música.

Que en las discotecas se promueven las relaciones sociales eso es algo indiscutible, así que si queremos ser más sociables y desarrollar nuestras habilidades con la gente siempre es una buena opción. Si vamos a la discoteca acompañadas de nuestra mejor amiga o de un grupo de amigos reducido, tendremos una vía de escape segura y de confianza en el caso de que la situación se nos vaya de las manos.