Perder la timidez: etapas de superación

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cualquier persona puede dejar de ser tímida, solo tiene que proponérselo. Proponérselo, atreverse y dar el primer paso. Advertimos que no es fácil el camino que te lleva de ser una persona socialmente retraída a una persona activa sin complejos y sin inseguridades. Pero ese camino existe y tú lo puedes seguir. Descubre las etapas de superación para perder la timidez.

Etapas de superación de la timidez

¿Cómo empezamos a caminar hacia esa persona sociable y sin inhibiciones que deseamos ser? En primer lugar tenemos que evaluar nuestro grado de timidez con algún test de timidez, porque puede que seamos tímidas únicamente en algunos ámbitos de la vida, pero no en todos. Una vez descubierto el origen de nuestra timidez, caminemos.

1 Motivos. Empezamos a caminar para dejar de ser tímidas analizando minuciosamente cuáles son las causas de nuestra timidez y qué situaciones nos generan más rubor, más nerviosismo o nos hacen sentirnos más incapaces.

2 Razonamiento. Seguimos por la senda de la lógica razonando objetivamente las consecuencias de nuestras actuaciones. Si vamos a una fiesta y nos quedamos bloqueadas sin saber qué decir, ¿qué tremendo apocalipsis generamos? La verdad es que ninguno. Pero estamos caminando para que la próxima vez sepamos qué decir.

3 Decisión. Como no pasa nada si nos equivocamos, si no somos las más ingeniosas o si no hemos logrado enamorar al chico que nos gusta, podemos decidir dejar de ser tímidas porque solo podemos ganar. Decidimos mejorar nuestras habilidades sociales para poder disfrutar más de cada situación.

4 Práctica. No podemos lanzarnos de cabeza y sin red al mundo de las fiestas, eventos, reuniones de trabajo, conferencias para hablar en público y noches de seducción interminables si antes no practicamos en casa algunos sencillos ejercicios para superar nuestra timidez. A base de practicar la lectura en voz alta, el lenguaje gestual o algunas frases típicas, al final acabaremos por hacerlo con naturalidad y sin nervios.

5 Salto. En algún momento tendremos que saltar. Salgamos a esa fiesta, participemos activamente de las reuniones de empresa, acerquémonos a ese chico que nos vuelve locas. ¿Ya no somos tímidas? Aún lo somos, solo que ahora sabemos que las habilidades sociales se pueden ir desarrollando. Y además contamos con nuestro mejor arma que es una encantadora sonrisa.

Puedes leer más artículos similares a Perder la timidez: etapas de superación, en la categoría de Terapias en Diario Femenino.