Timidez y ansiedad social: ¿se pueden superar?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cómo superar la timidez y la ansiedad social

Muchas veces no somos capaces de distinguir entre lo que es timidez y lo que es ansiedad social. Ya sabemos que la timidez se puede vencer pero, ¿qué pasa con esa timidez con tintes de ansiedad social? Lo cierto es que tanto timidez como ansiedad social pueden superarse con esfuerzo, dedicación y constancia.

Cómo superar la timidez y la ansiedad social

Hay personas tímidas y hay personas con ansiedad social. La línea entre ambas es tan delgada que a veces nos resulta difícil establecer dónde termina una y empieza la otra. La principal diferencia entre ellas es que mientras que la timidez es un rasgo del carácter, la ansiedad social es un trastorno emocional. También estamos hablando de una diferencia de grado.

Existen muchas técnicas para superar la timidez que pueden ayudarnos a reducir bastante las consecuencias de la ansiedad social, pero por tratarse de un trastorno emocional, lo mejor es acudir a un especialista para poder superar este problema. Mientras tanto, podemos seguir practicando todos aquellos ejercicios para la timidez que nos ayudarán a socializar con menos miedos.

Como la timidez y la ansiedad social comparten tantos rasgos en común, desarrollar las habilidades sociales a base de práctica en nuestra propia cosa y tomar la decisión de que queremos superar nuestro problema serán útiles sea cual sea el grado de timidez o de ansiedad social. Sin embargo, el arma indispensable es trabajar la seguridad en una misma.

Porque es la inseguridad lo que desencadena tanto la timidez y la ansiedad social. Una inseguridad que en la mayoría de los casos tiene su origen en una baja autoestima. ¿Las pautas? Ganar confianza, transformar el autoconcepto, sentirnos válidas y capaces y ponernos en marcha abandonando un poco nuestro mundo interior para salir al exterior.