¡Cuidado! Si te da miedo quedarte embarazada puedes padecer tocofobia

Síntomas y tratamiento de la tocofobia o miedo al parto

Ingrid Pistono
Ingrid Pistono Psicóloga

Todas las mujeres en algún momento de nuestra vida hemos tenido miedo a quedarnos embarazadas. ¿Quién no ha sufrido alguna vez al ver que su menstruación no bajaba en la fecha correspondiente? ¿Quién no se ha puesto de los nervios pensando que un bebé puede estar en camino?

Estas dudas puntuales son algo totalmente normal. Sin embargo, cuando el miedo a quedarte embarazada o al parto se convierte en algo irracional y condiciona tu vida y tus conductas, podemos estar hablando de una fobia: la tocofobia. En Diario Femenino hemos hablado con la psicóloga Ingrid Pistono para que nos cuente en qué consiste exactamente, cuáles son los síntomas y cuál es su tratamiento. ¡Atención!

¿Qué es la tocofobia?

“La tocofobia es el miedo irracional a quedarse embarazada o al parto”, comenta Ingrid Pistono. Según la psicóloga, pueden diferenciarse entre dos tipos de tocofobia. “La tocofobia primaria se da en aquellas mujeres que nunca han tenido hijos o que se quedan embarazadas por primera vez; mientras que la tocofobia secundaria la experimentan aquellas mujeres que ya son madres y se quedan embarazadas por segunda o tercera vez”, explica.

En este último caso (tocofobia secundaria), podríamos decir que la fobia se produce por un estrés postraumático debido a malas experiencias en anteriores embarazos o partos. La madre queda “traumatizada” por ello y desarrolla un pánico atroz a la gestación.

¿Si tengo mucho miedo a quedarme embarazada quiere decir que tengo tocofobia?

No. Es normal que tengas miedo al embarazo si eres todavía muy joven para ser madre, por ejemplo, o no tienes la estabilidad económica necesaria como para criar a un bebé. Como sucede con otras fobias de las que hablamos en nuestro diccionario de fobias, este miedo se transforma en fobia cuando es irracional y desmedido.

Puedes padecer tocofobia si…

+ Utilizas más de un método anticonceptivo en tus relaciones íntimas (por ejemplo la píldora y el preservativo) por miedo a que uno de ellos falle y quedes embarazada.

+ Aun usando más de un método anticonceptivo, te obsesionas con la idea de que estás embarazada después del coito.

+ Renuncias incluso a tener relaciones con tu pareja.

+ Te planteas seriamente renunciar a ser madre biológica y buscas constantemente otras vías de maternidad como la adopción.

+ Ya has sido madre y te planteas pedir la esterilización para no tener que pasar de nuevo por esa experiencia.

+ Experimentas un temor exacerbado por tu propia vida y/o la del bebé.

+ No tienes confianza en el personal médico y sanitario y crees que no atenderán adecuadamente tu parto y estarás en peligro.

+ Experimentas todos los síntomas de ansiedad cada vez que te preguntan cuándo vas a ser madre. 

Tratamiento para la tocofobia

Dependiendo del tipo de tocofobia que padezcas, el tratamiento será uno u otro. No obstante, en ambos casos, la opción más recomendada pasa por acudir a un psicólogo.

+ En el caso de la tocofobia primaria, como en el resto de fobias, el tratamiento más efectivo es la Terapia Cognitivo Conductual. Esta terapia consiste en exponer gradual y progresivamente al paciente a la situación temida hasta que deje de temerla. Como en este caso no se puede exponer al paciente directamente al estímulo temido, es decir al embarazo, la terapia consistiría en acercar a esa persona al proceso de la gestación. ¿Cómo? Acompañándola al hospital para que hable con el ginecólogo, la comadrona, el obstetra; enseñándole la sala de parto… Todo ello con el objetivo de ampliar su información sobre el embarazo para que la paciente entienda mejor el proceso y se sienta más segura y sin miedos.

+ Por su parte, la tocofobia secundaria, hay que tratarla como un tipo de estrés postraumático siendo la terapia más adecuada para ello la EMDR

¿Y tú? ¿Crees que padeces tocofobia? Puedes contarnos tu experiencia en los comentarios, ¡te leemos y te ayudamos!

Puedes leer más artículos similares a ¡Cuidado! Si te da miedo quedarte embarazada puedes padecer tocofobia, en la categoría de Fobias en Diario Femenino.