Lacanofobia: el problemático miedo a las verduras

¿Sabías que las frutas y las verduras pueden provocar mucho miedo?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Así es el miedo a las verduras

Algunas de las fobias más sorprendentes, esas que no te podías imaginar que existieran, complican bastante la vida de algunas personas. Es el caso de la lacanofobia o el miedo a las verduras, un trastorno que va más allá de las preferencias alimenticias y que se une con la ansiedad para convertirse en un problema muy limitante. Hablamos de la lacanofobia en nuestro diccionario de fobias.

Qué es la lacanofobia

La lacanofobia es el miedo a las verduras, a los vegetales o incluso a las frutas. No necesariamente a todos, pero sí a algunos de ellos. Conviene señalar que no se trata de un problema de gustos en el comer. Es muy habitual que, por ejemplo, a los niños no les gusten las verduras, pero eso no implica una fobia.

Por suerte, cuando una persona sufre lacanofobia no experimenta ese miedo irracional ante todo tipo de vegetales. Puede tratarse de un solo tipo de verdura o de varias, pero el resto lo puede comer sin problemas y sin consecuencias. Aún así, este trastorno fóbico es peligroso porque puede provocar déficits nutricionales en la dieta.

Síntomas de la lacanofobia

La evidencia de que sufres lacanofobia se encuentra en tu conducta frente al estímulo o el vegetal que te provoca el miedo. Se trata, como ocurre con todas las fobias, de una conducta de evitación. Solo con imaginarte ese vegetal o esa verdura te produce escalofríos, así que imagínate lo que puede llegar a pasar si te lo encuentras en el plato.

No se trata de que no te gusten, por ejemplo, las judías, sino de que te producen miedo. Encontrarte con judías en el plato o a tu alrededor desencadena una serie de síntomas que son los mismos que los de la ansiedad. Sudoración, sensación de irrealidad, mareos, palpitaciones, dificultad para respirar o incluso ataque de pánico. A todo esto se añaden los pensamientos distorsionados que convierten ese estímulo como unas judías en algo peligroso.

¿Tienes lacanofobia?

Causas de la lacanofobia

Pero, ¿cómo se puede llegar a tener pánico de unas verduras? Es evidente que un vegetal no es algo peligroso, no te va a atacar, como ocurre en el caso de las fobias a algunos animales y tampoco te puede ocurrir nada malo a no ser que sea una cuestión de alergia. ¿Cómo se llega desarrollar el miedo a las verduras?

Casi siempre acudimos a la experiencia traumática como origen de una fobia y el caso de la lacanofobia no es diferente. Evidentemente no te atacó una verdura mutante en tu infancia, pero basta con haber vivido un momento de una gran carga emocional mientras comías un plato de judías para relacionar ese alimento con una vivencia desagradable.

Tratamiento de la lacanofobia

Puede que esa aversión a las verduras te parezca algo normal y no creas necesario superar tu fobia porque te has organizado la vida para conseguir evitar la situación de encontrarte ante esa verdura que tanto temes. Pero una fobia también puede servir como señal de que algo no anda bien.

Por eso es necesario acudir a un profesional de la psicología y tratar de comprender el origen de ese miedo irracional. Con la terapia cognitivo conductual conseguirás transformar esa serie de pensamientos irracionales hacia las verduras y también la conducta que estás siguiendo hasta este momento. Porque el objetivo no es siempre que vuelvas a comer esa verdura, sino que no te genere miedo y ansiedad.