Obesofobia, el miedo irracional a engordar o a los gordos

La obesidad es un problema físico pero también puede ser causa de fobia

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

La fobia a engordar o el miedo a los gordos se llama obesofobia

El mundo de las fobias a veces se complica al relacionarse con otros trastornos de salud. Es el caso de la obesofobia, un problema muy ligado a trastornos alimentarios como la anorexia o la bulimia que puede provocar consecuencias muy graves. No es solo el miedo, es todo el contexto sociocultural que rechaza los kilos de más. En nuestro diccionario de fobias te contamos todo sobre el miedo a la gordura.

Qué es el miedo a los gordos

La obesofobia es el miedo a los gordos, a la gordura o a engordar. Se trata de un problema muy ligado a los trastornos alimentarios que puede llevar a sufrir también anorexia o bulimia. La obesofobia es algo más que el rechazo a la gordura, es un verdadero pánico a la grasa o a los kilos.

Las personas que sufren obesofobia también pueden sufrir habitualmente trastorno obsesivo compulsivo. Se trata de una fobia muy limitante porque además del rechazo que les producen las personas gordas, tienen un miedo irracional a engordar, por lo que tienden a evitar las situaciones sociales en las que estén rodeados de comida.

Síntomas y consecuencias de la obesofobia

La obesofobia se manifiesta por un temor irracional y desmedido hacia las personas gordas y también a engordar. Se pueden experimentar los mismos síntomas de ansiedad con ataque de pánico incluido si la situación se vuelve insoportable y no la pueden evitar. Pero en este caso son más peligrosas las consecuencias que los síntomas.

Las consecuencias de la obesofobia van desde el aislamiento social si la persona que la sufre va ganando algunos kilos por circunstancias vitales hasta la depresión. Sin olvidar esos trastornos de la conducta alimentaria que pueden provocar infinidad de problemas de salud física y mental. Evitar engordar se convierte en una obsesión y la imagen real se distorsiona.

¿Tienes miedo a engordar?

Causas de la fobia

Resulta complicado imaginar una experiencia traumática en el pasado que haya podido desarrollar esta fobia a la gordura, por lo que la causa más probable es un trastorno de ansiedad previo que hace aflorar miedos, temores y obsesiones totalmente desmedidos y distorsionados.

En el caso concreto de la obesofobia el contexto sociocultural juega un papel esencial. En un mundo en el que se venera la delgadez como a una divinidad, es frecuente que aparezcan pensamientos obsesivos sobre el cuerpo y sobre el físico. Si bien la obesidad es un problema de salud que hay que combatir, la obesofobia puede llevarte al extremo contrario.

Tratamiento del miedo a engordar

Superar la obesofobia requiere ayuda psicológica y una terapia a conciencia. Generalmente funciona la terapia cognitivo conductual, que ayuda a transformar el pensamiento distorsionado y también la conducta que provoca la fobia. Pero no se descartan otros métodos o tratamientos.

En cualquier caso, la obesofobia pasa por modificar ese ideal de belleza que es tan poco saludable como la gordura excesiva. Y a la mayoría de las personas que sufren obesofobia también les resulta necesario un programa para mejorar la autoestima, así como ejercicios de relajación para paliar los síntomas de ansiedad.