¿Tienes miedo a cruzar la calle? Causas de la agirofobia

Características del terrible temor a cruzar la calle

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Hay fobias que están relacionadas con el tráfico, pero no es necesario que vayas conduciendo el coche para sufrirla. Como peatón, también puedes sufrir un miedo irracional al cruzar por una calle. ¿Y si te atropellan? En nuestro diccionario de fobias hablamos de la agirofobia o el miedo a cruzar la calle, un trastorno muy limitante que puede llevar al aislamiento de la persona que lo sufre.

Qué es la agirofobia

La agirofobia es el miedo a cruzar la calle. Lo que en principio puede parecer un temor lógico porque es evidente que hay riesgo de atropello en el momento en que sales de la acera, se convierte en una fobia debido al temor desmedido y la conducta de evitación. Porque no puedes evitar cruzar una calle, ¿verdad?

Las personas que sufren esta fobia sienten miedo y pánico incluso en los pasos señalizados para peatones, cuando los vehículos no tienen preferencia y deben pararse. Pero sigue existiendo un riesgo, por eso todos miramos a un lado y a otro cuando cruzamos una calle. Una prevención que cuando tienes agirofobia no resulta ni útil ni suficiente, porque el mecanismo del miedo irracional ya se ha desencadenado.

Síntomas de la agirofobia

Cuando una persona con agirofobia se encuentra en la situación de tener que cruzar una calle, experimenta una serie de reacciones además del miedo. Entre ellas se pueden encontrar los mareos, la taquicardia, las náuseas, el hormigueo en las extremidades, el dolor de cabeza, la sensación de irrealidad, la dificultad para respirar... En definitiva, todos los síntomas de ansiedad que además pueden desembocar en un ataque de pánico.

No es extraño que a las personas con agirofobia se les considere agorafóbicas, ya que salen poco a la calle para evitar una situación que en realidad es inevitable. En la seguridad de su hogar no tienen que cruzar ninguna calle pero en el momento en que salen, su miedo se activa. Y hay que salir, a trabajar, a comprar, a disfrutar... Lamentablemente, una persona con agirofobia no puede disfrutar sabiendo que en cualquier momento tendrá que cruzar una calle.

Causas de la agirofobia

Pero, ¿cómo se desarrolla ese miedo desmedido a cruzar la calle? La causa más habitual es el condicionamiento por experiencia traumática. Si has vivido en primera persona un accidente en esas circunstancias, si en tu infancia te atropelló un coche cuando cruzabas la calle y pasaste mucho tiempo en el hospital o si fuiste testigo de un accidente y el peatón murió, es posible que el origen de la fobia se encuentre aquí.

Pero hay más. Porque puede que no hayas vivido ninguna experiencia desagradable en relación con un accidente de tráfico y, sin embargo, tienes pánico a cruzar la calle. En este caso se trata de ese temor lógico amplificado por un trastorno de ansiedad, que convierte los miedos racionales en monstruos que dificultan tu vida hasta el extremo.

Tratamiento de la agirofobia

Es evidente que la agirofobia es un trastorno que se debe tratar cuanto antes porque es una de las fobias más limitantes. ¿Te imaginas que cada vez que sales a la calle te da una crisis de ansiedad? No basta con que tus amigos te digan que no pasa nada, no basta con que tu pareja te dé la mano y te muestre que no ocurre nada malo al cruzar la calle. No basta, debes buscar ayuda psicológica.

El tratamiento más habitual para las fobias es la terapia cognitivo conductual, que trabaja el pensamiento inicial distorsionado, ese que provoca el miedo irracional, para pasar después a modificar la conducta evitativa ante el estímulo. Esta terapia suele ir acompañada de técnicas de exposición gradual y de técnicas de relajación para reducir el grado de ansiedad.

¿Tienes algún miedo irracional? Te contamos todo lo que necesitas saber sobre los temores más habituales en nuestra categoría de fobias.