Todo lo que debes saber sobre la dinofobia: el terrible miedo al vértigo

El vértigo también puede ocasionar un pánico desmedido e irracional

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Dinofobia o el miedo al vértigo: causas, síntomas y tratamiento

Hay muchos tipos de fobias, algunas son más específicas y otras más generales; algunas son hacia animales, otras hacia objetos concretos y otras más hacia meras sensaciones. Es el caso de la dinofobia o el miedo al vértigo, que no hay que confundir con el miedo a las alturas, porque las personas que lo sufren no necesitan subir a ningún lugar para sufrirla. Te contamos todo sobre la dinofobia en nuestro diccionario de fobias.

Qué es la dinofobia

La dinofobia es el miedo a sentir vértigo o mareos. Esa sensación de que se te va la cabeza o de que tu cabeza va por libre: ella por un lado y tu cuerpo por otro. Esa sensación de que todo a tu alrededor se está moviendo, de que pierdes el equilibrio, la estabilidad y esa sensación de que todo se tambalea.

El miedo al vértigo y a los mareos es una fobia poco común, es más frecuente la fobia a las alturas, que está relacionada pero no es lo mismo. Y también está relacionada con esas fobias hacia algo abstracto, como el miedo al infinito o el miedo a la eternidad. Y cuidado porque no hace falta que subas a la azotea de un edificio para sufrir dinofobia.

Síntomas de la dinofobia

¿Qué sienten las personas que sufren dinofobia? Se trata de un terror y un miedo irracional y desmedido a tener vértigo o mareos. Puede ocurrir en cualquier situación, en cualquier lugar y en cualquier momento en el que el cuerpo avisa de un peligro irreal ante la inminencia de sufrir vértigos.

Por eso, no hace falta que camines por un puente, que te acerques a un acantilado o que te subas a lo alto de un edifico. Hay personas que sufren vértigos y mareos por problemas cervicales, por ejemplo, y eso puede ocurrir en cualquier lugar. Los síntomas de la dinofobia son los mismos que los de la ansiedad y entre ellos casualmente también se encuentran los mareos, lo que convierte esta fobia en una auténtica pesadilla.

Cómo superar la dinofobia

Causas de la dinofobia

Pero, ¿qué provoca la aparición de una fobia como este miedo al vértigo? En la mayoría de los casos se trata del condicionamiento por una experiencia traumática. Las personas que han sufrido un episodio de vértigo en una situación con una gran carga emocional tendrán terror a que se repita la experiencia.

En el caso de la dinofobia ocurre como con los ataques de pánico, que una vez que has sufrido uno, tienes miedo de que vuelva a ocurrir. Y es precisamente ese miedo el que llama a vivir una y otra vez esa situación. Como decimos, se trata de un círculo vicioso aterrador en el que el miedo y los vértigos son los protagonistas.

Tratamiento de la dinofobia

Como todas la fobias, el miedo al vértigo también se puede superar. Y como todas las fobias, se necesita ayuda psicológica para hacerlo, no conviene intentarlo a solas porque se podría empeorar la situación y además se podría favorecer la aparición de nuevas fobias.

Parece haber acuerdo en que la terapia cognitivo conductual es la más indicada para tratar todo tipo de trastornos fóbicos. Se trata de una terapia que ayuda a comprender el desarrollo de la fobia, a identificar los pensamientos distorsionados que producen el miedo y, por lo tanto a modificar el comportamiento.