El significado de soñar con olor a rosas: ¿a qué huelen tus sueños?

La alentadora interpretación de oler a rosa cuando estás soñando

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

La mayoría de las noches en nuestros sueños vemos lo que ocurre, aunque también podemos escuchar sonidos. Pero, ¿qué pasa con los aromas? También podemos soñar con olores y por supuesto que tienen un mensaje específico para nosotros. Es el caso de soñar con olor a rosas, un sueño de bienestar que no solo te ayudará a estar más feliz cuando despiertes, sino a tener una mejor calidad de sueños. Entra en nuestro diccionario de sueños y descubre a qué huelen tus sueños

¿Por qué sueñas con olor a rosas?

¿Te imaginas pasear por un jardín lleno de rosas?, ¿o tener un gran ramo de rosas en tu casa? No es necesario que veas estas flores en tus sueños para que puedas disfrutar de su aroma porque, sí, también soñamos olores. Y en este caso el sueño con olor a rosas no podía tener mejores augurios. Es como una sesión de aromaterapia pero onírica de la que despertarás completamente renovada.

+ Pero vamos al significado de este sueño aromático. Las rosas son símbolo de belleza, de felicidad y de amor. ¿Qué más se puede pedir? Y su olor se utiliza en aromaterapia con funciones relajantes, así que vamos por partes. Que sueñes con olor a rosas puede indicar que estás en un momento de la vida en el que sabes apreciar las cosas bellas, las que te hacen sentir bien y eso ya es un paso muy grande hacia la felicidad.

+ El olor a rosas seguro que te inspira alegría, pero no una alegría explosiva, sino tranquila. El de rosas es el aroma del equilibrio emocional, de la calma interior, del estar conforme con la persona que eres, del amor por ti misma. Y hablando de amor, las rosas también hablan de ese amor de pareja a veces romántico y a veces pasional. Así que aprovecha lo que hueles en tu sueño para ponerte en el modo más apasionado posible.

+ Hay otros significados relacionados con este sueño con olor a rosas y todos ellos son muy alentadores. El olor a rosas puede indicar un regalo, una felicitación o una muestra de amor, pero también puede ser que esté señalando la generosidad, la bondad y el cariño. ¿Con qué te quedas? Quédate con lo que más necesites en estos momentos pero, sobre todo, quédate durante todo el día con ese aroma a rosas que te ha acompañado durante la noche.