Soñar con lagartijas en casa: ¿tu hogar en peligro?

Descubre el significado de tus sueños con reptiles

Laura Sánchez

Qué significa soñar con lagartijas en casa

Los animales aparecen frecuentemente en sueños y no siempre se trata de agradables y cariñosas mascotas. Soñar con lagartijas en casa te puede parecer una pesadilla o, cuando menos, un sueño del que te despiertas con cierto nerviosismo. Tu inquietud es acertada, porque tal vez hay problemas en tu hogar. Descubre en nuestro diccionario de sueños qué significa soñar con lagartijas en casa.

¿Has soñado que había lagartijas en tu casa?

Menuda visita tan inesperada. Estás sentada en el sofá y de pronto descubres una lagartija correteando por tu salón. Te levantas y ves más en la cocina, incluso por tu dormitorio se están paseando a sus anchas. Qué situación tan desagradable, ¿verdad? Es lógico que te despiertes inquieta de este sueño y, aunque no se trata de una premonición, lo cierto es que las cosas se están poniendo complicadas.

+ En el significado de este sueño con lagartijas encontramos problemas familiares o con tu pareja, discusiones, ilusiones rotas, decepciones o simples malentendidos. Lo que está claro es que sabes que algo no anda bien con tu entorno más cercano y este sueño es una forma de invitarte a reconocer la situación. Pero hay más.

+ Porque las lagartijas en sueños tienen una interpretación relacionada con tu forma de relacionarte con el mundo, con tener los pies sobre la tierra, con no hacerte demasiadas ilusiones y con ser un poco más realista. Las lagartijas están en contacto con el suelo y tal vez el sueño te está sugiriendo que vuelvas a la realidad, que poses los pies en el suelo y que tengas cuidado con las expectativas que pones en los demás.

+ A pesar de esta interpretación negativa en la que se ven claramente los problemas que hay en tu hogar, no te desanimes. Siempre estás a tiempo de tener una conversación con tu pareja, de mejorar tu inteligencia emocional y relacionarte de una manera más saludable con tu familia o de tomar la decisión de hacer “limpieza” en tu hogar y echar fuera todas esas lagartijas que sueñas.