Sueños raros durante la siesta: por qué los tengo (y qué significan)

¿Es normal tener pesadillas y sueños surrealistas al echarse la siesta?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Hablar de raro cuando hablamos de sueños puede estar un poco fuera de contexto, porque ya estamos muy acostumbrados a vivir experiencias oníricas sorprendentes que nos dejan con la boca abierta y con unas ganas locas de conocer su interpretación. Hay noches con sueños lógicos y otras noches con sueños muy raros pero, ¿qué pasa con la hora de la siesta? Nos han hablado de todos esos sueños raros durante la siesta y los recogemos en nuestro diccionario de sueños. ¿Qué significan? ¿Por qué los tienes? ¿Cuáles son los sueños más frecuentes en la siesta? ¡En Diario Femenino desvelamos todos estos misterios y muchos más!

Las razones por las que tienes sueños extraños en la siesta

Al igual que pasa por la noche, parece haber acuerdo en que cuantos más sueños recuerdes, menos descansas. La siesta no es una excepción a esta regla, pero ocurre que no siempre soñamos. Tal vez porque la siesta no debería alargarse tanto como para quedarnos profundamente dormidos y pasar por todas las etapas del ciclo del sueño.

Pero es cierto que a veces la siesta se nos va de las manos y nos despertamos sin saber ni qué día, ni qué año es, ni en qué planeta nos encontramos. Y en esas siestas profundas sí que tenemos sueños. Sueños raros, además, sueños que sin necesidad de ser pesadillas nos perturban. Sueños que muchas veces se gestan por estímulos externos de los que no somos del todo conscientes.

Los sueños más raros durante la siesta (y su significado)

Algunas personas refieren sueños raros durante la siesta, más que por la noche. Son sueños que pueden tener un puntito de realidad como cuando está sonando el teléfono y no llega a despertarte, pero tu sueño se inspira en ese ruido para crear una experiencia onírica de lo más surrealista. Estos son algunos de los sueños más peculiares que puedes tener cuando te echas la siesta.

+ Soñar con teléfonos

Como decimos, puede ocurrir con una base de realidad. Está sonando el teléfono pero en lugar de despertarte, tu mente elabora una extraña situación en la que suenan mil teléfonos a la vez y te vuelves loco intentando descolgar el correcto. O tal vez sueñas con una llamada de un familiar fallecido. O con una llamada en la que hablas con Dios o que te anuncia que has ganado la lotería.

+ Soñar con ruidos

Los ruidos que escuchas cuando duermes la siesta se intercalan en tus sueños y, por eso, es frecuente que sueñes con el timbre de la puerta. Tal vez está ocurriendo de verdad. Pero también puede ser que te encuentres tranquilamente disfrutando en un lago de aguas cristalinas, con el silencio del bosque alrededor y, de pronto, un ruido ensordecedor de un taladro te obligue a levantarte para encontrarte con cientos de duendes en una fiesta tocando los taladros como si fueran guitarras.

+ Soñar con animales

Ya sabemos que los sueños con animales son frecuentes, pero la hora de la siesta es la hora en la que cobran protagonismo animales extraños y surrealistas. No nos referimos a dragones o unicornios, sino a inquietantes híbridos entre caballos y vacas, sapos y gatos, ratas y jirafas o saltamontes y perros. Si te preguntas qué significa todo este surrealismo, no insistas, solo trata de descansar un rato más.

+ Soñar con el trabajo

Si te estás echando una siesta con el objetivo de descansar para poder continuar con más fuerza tu jornada laboral, es normal que sueñes con el trabajo. Y puedes presenciar cualquier escena, desde que tú eres el jefe y tienes como empleados a millones de ratas, hasta encontrarte con una oficina muy diferente, tecleando en un establo con moscas a tu alrededor. Todo esto indica las molestias laborales, no hay de qué preocuparse.

+ Pesadillas en la siesta

La mayoría de las pesadillas son raras. Por eso, que no te sorprenda encontrarte disfrutando de un concierto de música clásica y que de pronto los violinistas asesinen al público con sus instrumentos. O que te encuentres a ti mismo con un cuchillo en la mano y cubierto de sangre pero sin saber muy bien lo que has hecho.

En cualquier caso, no debes preocuparte por estos sueños raros durante la siesta. Al dormir menos profundamente, el contenido de tus sueños se ve afectado por los estímulos externos, si te has dormido con la televisión puesta o si los vecinos están haciendo ruido. Y además, tu propio subconsciente sabe que este sueño será más breve que el nocturno, así que el guión cambia y se adapta a la brevedad del momento.

¿Y tú? ¿Qué sueños tienes durante la siesta? Cuéntanoslo en los comentarios o en nuestro grupo de Facebook: El arte de soñar. ¡Te leemos!

Puedes leer más artículos similares a Sueños raros durante la siesta: por qué los tengo (y qué significan), en la categoría de Significado de los sueños en Diario Femenino.