Tengo miedo de ser yo misma, ¿cómo lo supero?

Consejos para mostrarte tal y como eres sin temor

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cómo superar el miedo a ser tú misma

Todos tenemos un cierto temor a no ser lo que los demás esperan de nosotras, a no gustar, a no ser queridas. Y no hablamos de las relaciones de pareja, sino de las relaciones en general. Hablamos de ese miedo a ser una misma, por si acaso defraudamos las expectativas de los demás y las propias también. Pero, ¿no sería mejor ser una persona auténtica y mostrarte tal y como eres? Descubre cómo superar el miedo a ser tú misma.

Por qué tienes miedo de ti misma

A veces nos creamos y nos creemos un personaje que nada tiene que ver con nuestra propia realidad. A veces nos descubrimos actuando o con una máscara para que tanto los demás como nosotras mismas nos vean como queremos que nos vean, algo que no siempre coincide con nuestra verdadera forma de ser. ¿Merece la pena tanto esfuerzo?

Si ocultamos nuestra verdadera forma de ser es por los demás, sí, pero también por nosotras mismas. Porque tenemos miedo de no ser perfectas, porque no nos gusta reconocer nuestros errores, porque no nos sentimos cómodas en nuestra propia piel cuando se empaña de emociones negativas, porque queremos agradar, porque queremos asemejarnos al arquetipo que nos hemos creado en nuestra mente...

Son muchos los motivos por los que tenemos miedo de ser nosotras mismas. A veces es una cuestión de baja autoestima, otras veces es un asunto de falta de independencia y, otras más, es un no soportar la realidad de lo que somos. Pero es urgente amar. Amarnos a nosotras mismas porque solo así conseguiremos ser felices. Y hay que amarse tal y como una es, así que es hora de superar esos miedos.

Cómo dejar de tener miedo a ser tú misma

Cómo superar el miedo a ser tú misma

Tal vez estés pensando que es fácil decirlo, pero no tanto hacerlo. Y es cierto. Superar los miedos es complicado y más cuando se trata de algo tan arraigado en nuestro interior. Para superar el miedo a ser tú misma el primer paso es reconocer quién eres, para lo que necesitas un ejercicio de introspección intenso, conocerte bien. Y a continuación:

+ Si ya sabes quién eres, es el momento de aceptarte tal y como eres. Seguro que hay cosas que quieres cambiar, hazlo, que se puede. Pero no busques la perfección porque no existe. Acéptate con tus virtudes y con tus defectos.

+ ¿Te aceptas tal y como eres? Mírate en tu espejo interior, ¿no te gusta lo que ves? Seguro que sí, porque tienes ante ti una persona auténtica, verdadera, con sus cosas buenas y su cosas malas, pero una persona de verdad. Y de verdad maravillosa.

+ Ahora que has hecho el trabajo interior, toca salir al exterior con la actitud de una mujer independiente. No puedes gustarle a todo el mundo, eso lo sabes, ¿verdad? Pero hay muchas personas que te querrán tal y como eres porque, ¿sabes una cosa? Si no te quieren auténtica, si te prefieren con una máscara, es que en realidad no te quieren. Así que no merece la pena que los mantengas en tu vida.

+ Puedes cometer errores, tanto si eres tú misma como si finges. La clave está en reconocer esos errores, en aprender de ellos y, si afectan a los demás, pedir perdón. Siendo tú misma te costará menos disculparte de forma sincera.

+ Ten en cuenta que si vives con una máscara, las personas que atraigas a tu vida también la llevarán. Cuanto más auténtica te muestres, más relaciones verdaderas y con significado podrás establecer. Y eso es lo que buscamos, ¿no? Vivir de verdad.

Y tú, ¿tienes miedo de ser tú misma?