¿Puedo donar sangre si me han operado? Consejos tras pasar por quirófano

El tiempo que debe pasar desde una intervención quirúrgica hasta donar sangre

LD

 

¿Alguna vez te has planteado donar sangre? Se trata de uno de los gestos más altruistas y solidarios que puedes llevar a cabo, por lo que si todavía no has acudido te recomendamos que lo hagas. La sangre tiene fecha de caducidad, por lo que es muy necesaria durante todo el año para aquellos que más lo necesitan, ¿no crees?

Sin embargo, es normal que surjan miles de dudas sobre la donación de sangre. Sobre todo, en torno a si se puede donar o no con ciertas enfermedades, patologías o incluso si te acabas de hacer un piercing o un tatuaje. ¿Puedo donar sangre si me han operado? Te preguntarás. En Diario Femenino vamos a dar respuesta a todas tus preguntas y te damos algunos consejos útiles tras pasar por quirófano

Donar sangre después de una intervención quirúrgica

Existen tres grupos cuando diferenciamos posibles donantes: los que pueden donar sin problema, los que no pueden donar (como enfermos crónicos) o los que por un tiempo concreto no pueden donar pero es un período de exclusión temporal. 

Igual que ocurre en el caso de los tatuajes o de los piercings, o incluso cuando haces un viaje a un país tropical, las cirugías también se incluyen en este último grupo temporal que acabamos de mencionar. Tras ellas existe un período de exclusión, es decir, un tiempo determinado tras la operación en el que no podemos donar. Este tiempo varía en función del tipo de intervención al que te hayas sometido: 

+ Intervenciones quirúrgicas menores

Las intervenciones quirúrgicas menores son un conjunto de técnicas que suelen conllevar anestesia local y, además, tienen una duración generalmente corta. Incluyen una serie de procedimientos quirúrgicos sencillos y son, por ejemplo, las operaciones de hernias, las hemorroides, las varices, y un largo etcétera de intervenciones. 

En este caso, el período de exclusión para donar sangre está en 7 días. Aunque obviamente esto puede variar y lo principal es que estés totalmente recuperado. Si pasados 8 días no lo estás, deberás esperar hasta que te encuentres en condiciones óptimas para acudir a donar. 

+ Intervenciones quirúrgicas mayores

Este tipo de intervenciones hacen referencia a procedimientos quirúrgicos más complejos, que conllevan una mayor duración, más riesgo y anestesia general o regional. En estos casos se incluye cualquier operación que suponga una apertura y penetración en la cavidad corporal, como por ejemplo una operación de cadera, de rodilla o de corazón. En todos estos casos el período de exclusión para donar sangre se sitúa en los 4 meses, cuando se considera que no existe probabilidad de infección y el paciente está recuperado. 

Aunque estas son pautas generales que extienden y explican los hospitales y puntos de donación de sangre, no está de más que preguntes a tu médico sobre tu operación. Será él o ella quien te explique el tiempo que vas a tener que esperar y las recomendaciones que tendrás que seguir, pues va a conocer mejor que nadie el proceso que estás llevando a cabo y cómo te estás recuperando. 

¿Por qué es importante donar sangre? 

Estamos acostumbrados a escuchar que, si podemos y nuestras condiciones físicas nos lo permiten, debemos donar sangre. Pero, en muchas ocasiones, salir de la zona de confort para acudir a un centro de donación no resulta fácil. Si lo pensamos detenidamente solo será hacer un pequeño esfuerzo, superar un miedo a cambio de salvar vidas. 

La sangre es necesaria y no podemos ni debemos escudarnos en que hay muchos donantes. Las unidades de sangre se utilizan a diario y, como ya sabrás, la sangre no se puede fabricar. Si el número de donantes disminuyera considerablemente existiría un gravísimo problema. Además, en los períodos vacacionales hay más accidentes, por lo que se necesita que los donantes acudan los meses anteriores para tener reservas suficientes. 

¿Todavía necesitas más motivos para acudir a donar sangre? ¡No esperes más! Los que más lo necesitan esperan impacientes a que acudas a donar. Y, si tienes alguna duda, no olvides consultar con tu médico de cabecera todas tus preguntas.