Dolor de espalda al levantarse por las mañanas

Descubre cuál es el origen de ese dolor de espalda al levantarte

Laura Dapena

Por qué se produce el dolor de espalda al levantarse

Muchas personas se despiertan tras dormir toda una noche del tirón y descubren que tienen dolor de espalda al levantarse y que, en ocasiones, se extiende por el cuello o la cabeza. Se estima que casi el 80% de la población lo sufrirá alguna vez. En algunos casos el dolor puede pasarse tras un par de horas y en otros se sufre durante todo el día. Nos duele tanto la espalda que parece que hemos pasado toda la noche haciendo ejercicio y es que si dormir es importante, descansar bien y levantarse recuperado lo es más aún.

Necesitamos que nuestro sueño sea reparador para poder rendir durante el día aunque, lamentablemente, a veces nos levantamos y no haya sido así. ¿Por qué? Existen varias causas para explicar este dolor: la tensión de mucho trabajo durante el día, preocupaciones, mala postura o malos útiles de descanso. ¿A qué se debe y cómo se puede poner remedio? ¡Vamos a verlo!

¿Por qué se produce dolor de espalda al levantarse?

1 Mala postura cuando duermes

Cuando cogemos una postura cómoda nos suele encantar dormir en esa posición, aunque eso no significa que lo estemos haciendo bien. Nuestro cuerpo necesita mantener las curvas naturales de la columna para descansar bien. Esto lo favorecen las posturas laterales o boca arriba.

Si eres de las que le encanta dormir boca abajo, intenta perder la costumbre. Es una posición poco natural que fuerza la espalda y el cuello y puede provocar dolores al despertar. Además, recuerda que siempre puedes ayudarte de cojines extra en rodillas y zona lumbar para conseguir una buena y relajada postura a la hora de dormir. 

2 Un mal colchón puede causar dolor de espalda 

Sabemos de sobra que un colchón de más de 10 años de antigüedad no está en buenas condiciones y, por tanto, es necesario cambiarlo cada ciertos años. Sin embargo, nos cuesta mucho dar ese paso. La mayoría de los descansos poco reparadores se producen por esta causa. Si cuando te tumbas, el colchón se hunde demasiado, necesitas cambiarlo. Es importante contar con un colchón firme aunque no demasiado duro para un buen descanso.

Las causas del dolor de espalda al levantarse

3 Puede que tu almohada no sea adecuada

Si bien escoger una buena almohada depende de la complexión de casa persona, es importante tener en cuenta lo que hemos dicho más arriba: la postura natural. Si tu cuello está forzado porque la almohada es demasiado alta, te levantarás con dolor de cervicales. Necesitas que tu cuello esté alineado con tu columna y, por esta razón, hay muchas personas que prefieres dormir sin almohada porque se encuentran más cómodas.

4 Sueño

Habrás oído miles de veces que lo ideal es dormir 8 horas, situando el rango entre más de 6 y menos de 12. Y es que otra de las causas por la que podemos sufrir dolor de espalda es pasarnos mucho tiempo en la cama sin descansar bien. En este caso debemos buscar el porqué no descansamos completamente, intentar respetar ese rango de 8-10 horas y realizar suaves estiramientos al levantarnos.

Debes tener en cuenta que entrenar un poco la espalda nos ayudará, además de con la forma física, a tenerla relajada, en forma, a dormir bien y a levantarnos aún mejor.

Tipos de estiramientos para la espalda

Estiramientos de espalda mañaneros

Si tienes algo entumecida la espalda al levantarte y sientes que necesitas estirarla, echa un vistazo a estos 4 estiramientos sencillos que te aliviarán y te pondrán a punto:

+ Estiramientos laterales: de pie con los brazos hacia arriba y las manos entrelazadas, estírate a un lado y a otro muy despacio.

+ Piernas encogidas en postura fetal: tumbada en la cama, cógete las piernas encogidas entre los brazos, balancéate un poco y vuelve a estirarlos.

+ Agárrate a los lado de la cama: con el brazo izquierdo coge la parte lateral de la cama y estírate como si quisieses girar hacia la izquierda. Cuando termines, haz lo mismo con el brazo derecho cogiendo la parte izquierda de la cama.

+ Estira el cuello: mueve suavemente hacia la izquierda y la derecha. Arriba, abajo y trazando círculos hacía un lado y a otro.