Depresión por problemas de pareja; cómo superarla

Depresión por pareja

Aunque no falta quien se deprime por la falta de pareja, la verdad es que la relación de pareja es uno de los motivos más frecuentes de depresión. Sin necesidad de llegar a problemas graves como los malos tratos, los problemas de pareja pueden llevarnos a una depresión que nos mantenga aisladas durante mucho tiempo.

Esta depresión por problemas de pareja tiene una explicación bastante clara, pero que no deja de asustarnos: nos centramos tanto en nuestra vida en pareja que pasamos a convertirnos en parte de un dúo perdiendo nuestra propia individualidad. Así, cuando la pareja se tambalea, toda nuestra vida se desmorona. Descubre cómo superar la depresión por problemas de pareja.

Motivos de depresión en la pareja

No deja de ser algo irónico que lleguemos a enfermar de depresión por algo en lo que hemos depositado tanta confianza, tanto esfuerzo y tantas ilusiones. Pero la verdad es que la pareja es uno de los motivos más frecuentes de depresión. Tal vez tu pareja te ha engañado, traicionado o directamente te has dado cuenta que no te valora lo suficiente.

Tal vez con el paso del tiempo y cuando el enamoramiento ha pasado has descubierto en tu pareja aspectos intolerables de su personalidad, como mal carácter, agresividad o falta de respeto. O tal vez sólo sea que no puedes asumir que esa persona no es el amor de tu vida, que el amor se ha acabado y que ahora no sabes cómo continuar.

Pero la relación de pareja no es un ámbito cerrado que se pueda mantener a salvo de otros problemas. Las dificultades labores, la falta de entendimiento con las respectivas familias, los problemas económicos, etc. pueden hacer que la pareja se mantenga en una cuerda floja de la que es más que probable caerse. Cuando las dificultades aparecen en la pareja, es el momento de mantenerse alerta para no caer en la apatía, la desgana y la depresión.

Superar la depresión por problemas de pareja

No debemos subestimar los problemas de pareja como causantes de una depresión, a pesar de que mucha gente considere el “mal de amores” como un signo de debilidad personal. Nada más lejos de la realidad. Son las personas más valientes quienes más se entregan en el amor y, cuando esa entrega no es correspondida de la misma manera, la caída es mucho más fuerte que la de todas esas personas que no arriesgan.

Así que no te sientas culpable, ni débil ni estúpida si está sufriendo una depresión por problemas de pareja, porque eso significa que pusiste mucho empeño en que la relación saliera bien y cuánto confías en el poder del amor. Ahora es momento de mirar las cosas desde otra perspectiva y levantar el vuelo. Si ves que tu pareja está dispuesta a luchar por la relación, adelante, pero si se lo toma como si tu enfermedad no fuera con él, es el momento de poner punto y final.

Pero para poder levantarte seguramente necesitarás un empujón, así que si tu pareja no te lo da, refúgiate en tus amigos y familiares. Una vez que estés de pie, empieza a moverte, a distraerte con cualquier cosa que te haga sonreír y deja pasar un poco de tiempo antes de ponerte a buscar ese difícil equilibrio entre entregar tu corazón cuanto te enamoras y no perderte a ti misma dentro de esa relación.

Laura Vélez  •  lunes, 1 de julio de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos