Superar la depresión: síntomas y tratamiento para los casos más graves

Laura Sánchez
Laura Sánchez Especialista en interpretación de sueños

Sabemos que hay muchos tipos de depresión y también muchos grados. Conocemos la depresión leve, la depresión crónica y muchas otras variedades de este trastorno emocional que afecta cada vez a un número mayor de personas. En esta ocasión vamos identificar los síntomas de la depresión grave, en la creencia de que cuanto más sepamos de la enfermedad más herramientas tendremos para combatirla.

A pesar de que su nombre puede asustar bastante, como ocurre con la depresión crónica, la depresión grave también puede curarse. Y para ello no vamos a dejar de lado ninguno de los posibles tratamientos. Sin embargo, lo primero que debemos hacer es aprender a identificar este tipo de depresión grave o clínica.

Síntomas de la depresión grave

Los síntomas de la depresión grave son los mismos que los de cualquier otro tipo de depresión. Para saber si estamos ante una depresión grave o no lo que necesitamos es conocer cuántos de los síntomas tenemos y durante cuánto tiempo los llevamos sufriendo.

Tenemos que tener en cuenta la tristeza, la ansiedad, el vacío, la soledad, la angustia, la falta de interés, el llanto, la irritabilidad, las alteraciones del sueño, la fatiga, la falta de concentración, los pensamientos suicidas, la culpabilidad, los cambios alimentarios, el aislamiento y una serie de síntomas físicos como pueden ser los dolores musculares o de cabeza.

Con que aparezcan simultáneamente al menos cinco de estos síntomas durante dos semanas seguidas, podemos estar hablando de una depresión grave. Entonces, es el momento de buscar el mejor tratamiento para la depresión. Y el primer paso es acudir al médico de familia, aunque el camino de recuperación va a ser largo.

Tratamiento de la depresión grave

Conocemos ya muchos de los tratamientos para la depresión, porque no estamos dispuestas a dejar ninguno de ellos en el olvido. Por eso tenemos en cuenta el tratamiento farmacológico, el psicológico y hasta la electroconvulsión, pero también otras terapias alternativas como el Reiki, la Acupuntura o el Yoga.

En cualquier caso, cualquier tratamiento para la depresión grave ha de ser personalizado y tener en cuenta las características personales. Porque el tratamiento va a depender de la edad, del estado de salud, de los hábitos de vida y también de la causa de la depresión y de la disposición para recibir el tratamiento.

Y aunque somos conscientes de que muchas veces los tratamientos no son efectivos a las primeras de cambio y debemos probar con otros medicamentos y con otras terapias, la depresión grave se cura. Pero para ello necesitamos ganas de superar la depresión y mucho apoyo.

Puedes leer más artículos similares a Superar la depresión: síntomas y tratamiento para los casos más graves, en la categoría de Depresión en Diario Femenino.