Soñar con una tormenta de arena: venciendo las dificultades

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Puede que alguna noche hayas soñado con un desierto y pienses que no puede ir a peor. Soñar con una tormenta de arena es una de esas pesadillas de las que te despiertas angustiada, pero también es una forma de poner a prueba tu fortaleza. Además, recuerda que después de la tormenta, siempre llega la calma. Descubre en nuestro diccionario de sueños qué significa soñar con una tormenta de arena.

El mensaje que esconde soñar con una tormenta de arena

Generalmente asociamos las tormentas a la lluvia, los rayos, los truenos y la ventisca, pero hay otro tipo de tormentas como las que ocurren en el desierto: las tormentas de arena. Seguramente te estás preguntando por el significado de este sueño en el que te encuentras en medio de una tormenta de arena, esa ensoñación de la que te despiertas con miedo porque es un sueño de lo más inquietante.

+ En efecto, una tormenta de arena en sueños refleja un momento vital conflictivo, lleno de problemas en el que no te ves con fuerzas para hacer frente a lo que tienes delante. Este tipo de fenómenos, como ocurre con un terremoto o un tsunami, escapan a tus posibilidades y temes no saber cómo reaccionar, no estar a la altura de la situación. ¿Sobrevivirás?

+ Por supuesto que sobrevivirás, porque este sueño con la tormenta de arena puede parecer aterrador y desde luego es toda una pesadilla, pero ocurre para que te des cuenta de que podrás hacerlo. Tienes más fuerza de la que crees y lo puedes comprobar en tu sueño. A pesar del mal rato que has pasado y cuando creías que la tormenta iba a acabar contigo, despiertas para volver a tu realidad.

+ Ahora toca hacer recuento de los daños causados por la tormenta de arena de tus sueños. Evaluar el peligro real al que te enfrentas que, dado que seguramente estabas en un desierto, está relacionado con tu autoestima y con la sensación de impotencia y frustración que te está invadiendo.