Soñar que tu hijo está enfermo: ¿una premonición?

Los sueños en los que aparecen tus hijos hablan de tu sentido de la responsabilidad

Laura Sánchez

Qué significa soñar que tu hijo está enfermo

Puede que alguna noche sueñes con tus hijos y no siempre verás las situaciones más agradables. Puede incluso que no tengas hijos pero sueñes con ellos recordándote algunas responsabilidades. Es el caso de soñar que tu hijo está enfermo, un sueño horrible que puede convertirse en una pesadilla, pero que afortunadamente no se convertirá en una premonición. Descubre en nuestro diccionario de sueños qué significa soñar que tu hijo está enfermo.

Por qué sueñas que tu hijo está enfermo

A lo mejor no es nada grave. A lo mejor se trata de una gripe o de un poco de fiebre. A lo mejor ni siquiera tienes que llamar al médico, pero soñar que tu hijo está enfermo siempre supone una preocupación y un despertar lleno de temores. Pero tranquila, porque en el significado de este sueño no encontramos ningún indicio de premonición.

+ Cuando tu hijo se pone enfermo en sueños te das cuenta de varias cosas. La primera de ellas es que no tienes el control sobre todo lo que ocurre a tu alrededor, hay algunas cosas que se te escapan y que ocurren sí o sí independientemente de lo que tú te propongas. Tal vez uno de tus mayores temores es no poder controlarlo todo y te obsesionan ese tipo de situaciones que escapan a tu poder como son las enfermedades de los seres queridos.

+ Lo segundo de lo que te das cuenta cuando sueñas que tu hijo está enfermo es el sentimiento de culpabilidad que tenías guardado bien adentro. ¿Y si el niño se ha puesto enfermo porque no has sabido cuidar bien de él? Es uno de los grandes temores y no hay madre que escape de ellos. Pero el sueño no ocurre para castigarte ni para reprocharte nada en relación con tus hijos. Sin embargo, observa cómo te tomas algunas obligaciones o responsabilidades en otros ámbitos de la vida.

+ Encontramos una interpretación más en este sueño en el que tu hijo se pone enfermo y se centra en tu interior. A veces tienes este sueño cuando no eres feliz, cuando has perdido la ilusión y la esperanza, cuando tu infancia ha quedado tan atrás que no eres capaz de recordar cómo se hacía aquello de ser feliz con las cosas más sencillas. Tal vez es el momento de despertar y recuperar la salud de tu niña interior.