Como muchos carbohidratos, ¿debo eliminarlos de mi dieta?

Te contamos todo lo que tienes que saber sobre estos alimentos

Beatriz Martínez

  Tipos carbohidratos

Los carbohidratos, principal fuente de nuestra energía, son unos alimentos cuya constitución química se basa en una molécula de carbono, hidrógeno y oxígeno. Su principal función es la de dar energía al cuerpo y a la mente. La molécula del carbohidrato, debido a una enzima llamada amilasa, se disuelve dentro del organismo dejando así que obtenga toda la energía que necesita para su día a día, es decir, permite al cuerpo y a la mente usar esta molécula como combustible.

Tenemos pues, que los carbohidratos son macronutrientes necesarios que se obtienen a través de la alimentación. Hay tres macronutrientes esenciales: carbohidratos, proteínas y grasas. Estos macronutrientes son vitales para el correcto funcionamiento del cuerpo. Todos ellos deben ser obtenidos a través de la alimentación ya que el cuerpo no puede producirlos por sí mismo. Podemos distinguir entre carbohidratos simples y carbohidratos complejos.

Carbohidratos simples

Se caracterizan por convertirse en glucosa rápidamente: galletas, pan blanco, harinas refinadas... Aportan energía al instante de ser consumidas. Si no se gasta dicha energía en un corto periodo de tiempo, se transforma en grasa que se queda almacenada en el organismo.

Carbohidratos complejos

Se transforman también en glucosa, pero de una forma mucho más lenta gracias a la fibra que contienen. Si no gastas la energía al momento, tan solo se queda guardada a la espera: verduras, granos enteros y harinas integrales son la base de los carbohidratos simples. Ten en cuenta que los carbohidratos más saludables son los que no han sufrido transformación alguna por el ser humano.

Dónde se encuentran los carbohidratos

Son muchos los alimentos que proporcionan carbohidratos. Como hemos comentado antes, podemos encontrar los carbohidratos en los granos enteros, verduras, legumbres, avena, maíz, nueces, pan blanco, arroz, tubérculos, cebada, judías, frutas, pastas, harinas refinadas o integrales, dulces, patatas y cereales.

Qué nos aportan los carbohidratos

Los carbohidratos dan al cerebro y a los músculos la energía necesaria durante un largo periodo de tiempo. Fibra, vitaminas, minerales y nutrientes esenciales son también sus características. Los carbohidratos sanos, es decir, los que no tienen un exceso de azúcares, contienen mucha fibra, esencial para una alimentación saludable. 

Cuándo comer carbohidratos

¿Cuándo es mejor comer carbohidratos? ¿En qué momento del día? ¿A una hora concreta? Hay investigaciones que dicen que tomar carbohidratos por la noche reduce la sensación de hambre por el día, otros que dicen que es mejor tomarlos en la mañana para evitar el exceso de peso. En lo que sí parecen coincidir todos estos estudios es en que tomar carbohidratos a una hora u otra va a depender de la actividad que física o mental que se vaya a realizar. A mayor actividad, más necesarios serán esos carbohidratos.

Son muchos los expertos en nutrición que recomiendan ingerir carbohidratos durante el día, ya que es en esos momentos (y no en la noche) es cuando el cuerpo y la mente gastan mucha más energía.

Cuántos carbohidratos hay que tomar al día

La cantidad diaria recomendada de carbohidratos para adultos es de 135 gramos, de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud, una cantidad que puede variar según el peso, la altura y la actividad diaria de cada uno.

La ingesta de carbohidratos para la mayoría de las personas debe estar entre el 45 y el 65 por ciento del total de calorías. Un gramo de carbohidratos equivale aproximadamente a 4 calorías, por lo que una dieta de 1.800 calorías aproximadamente tendría unos 202 o 292 gramos de carbohidratos. Hay que señalar que las personas con diabetes no deben comer más de 200 gramos de carbohidratos por día.

¿Debo eliminar los carbohidratos de mi dieta?

Rotundamente NO. Eliminar los carbohidratos de la dieta consigue ralentizar el metabolismo, provoca fatiga, genera estreñimiento, déficit de vitaminas, no ayuda a perder peso y se traduce más bien en una pérdida de agua.

Si eres de las que sigue culpando a los carbohidratos del aumento de peso, has de saber que tomar el tipo correcto de carbohidratos puede ayudarte y mucho a conseguir y mantener el peso adecuado.