Qué es la fibromialgia: tratamiento, causas y síntomas

Lady Gaga, Morgan Freeman y Adriana Lavat sufren fibromialgia

María Fernández

Qué es la fibromialgia: tratamiento, causas y síntomas

Lady Gaga ha anunciado que va a abandonar de forma temporal los escenarios para descansar. La causante de los dolores y del cansancio de la cantante es la fibromialgia, una enfermedad que produce intensos dolores en los músculos. No es la única famosa que ha reconocido padecerla, también el actor Morgan Freeman y la cantante Sinead O’Connor lo han hecho público para darla a conocer y motivar su investigación. Pero qué es la fibromialgia: tratamiento, causas y síntomas.

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia es una enfermedad crónica que afecta a los músculos y al tejido fibroso como los ligamentos y los tendones provocando grandes dolores.

Uno de los principales problemas aparejados a esta enfermedad es la dificultad para diagnosticarla. Como consecuencia, no se puede saber con exactitud cuántas personas la sufren en el mundo, pero las investigaciones apuntan a que es más habitual de lo que se estima: 1 de cada 20 personas podría estar afectada por la fibromialgia en sus diferentes niveles. Además, este trastorno incide 7 veces más en mujeres que en hombres, según el sistema de salud británico (NHS), y es más habitual entre los 30 y los 50 años.

Esta sensibilidad al dolor que desarrollan los pacientes afectados hace que se vean obligados a abandonar o reducir su actividad diaria, lo que provoca en algunos casos depresión.  

Causas de la fibromialgia

Según el sistema de salud británico, se desconocen las causas exactas que provocan esta enfermedad, pero las investigaciones indican que está relacionada con ciertos desequilibrios en algunos químicos en el cerebro y cambios en la manera en la que el sistema nervioso central procesa el dolor. Estos pacientes tienen niveles bajos de serotonina, noradrenalina y dopamina.

En algunos casos, los síntomas podrían comenzar tras sufrir un fuerte estrés físico o emocional como una infección, dar a luz, pasar por una cirugía, la muerte de un ser querido, una ruptura muy dolorosa…

El Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel de Estados Unidos asegura que la fibromialgia también puede ocurrir por sí sola. Además, algunos expertos sostienen que la herencia genética podría hacer que ciertas personas sean más proclives a sufrirla. 

Tratamiento, causas y síntomas de la fibromialgia

Síntomas de la fibromialgia

Las personas que sufren fibromialgia pueden padecer estos síntomas.

+ Dolores musculares muy intensos.

+ Rigidez muscular que es más intensa durante las mañanas.

+ Sensación de hormigueo o adormecimiento de las extremidades.

+ Fatiga generalizada.

+ Dificultad para dormir.

+ Dolores de cabeza.

+ En el caso de las mujeres, periodos menstruales dolorosos.

+ Problemas de memoria y de concentración que suele resultar en lapsus.

+ Algunos de los pacientes pueden sufrir fibromialgia y otra enfermedad como el síndrome de fatiga crónica, endometriosis, cistitis intersticial, etc.

Tratamiento de la fibromialgia

 A día de hoy, no existe una cura para la fibromialgia. Los tratamientos prescritos por los médicos tratan de mejorar la calidad de vida de los pacientes reduciendo los síntomas. Para ello, reumatólogos, neurólogos y psicólogos deben trabajar juntos para la mejoría de los afectados.

Los pacientes de este trastorno suelen tomar analgésicos para reducir el dolor, diferentes tipos de antidepresivos, medicación para conciliar mejor el sueño, relajantes musculares, anticonvulsivos, antipsicóticos, etc.

Además, algunos complementan este tratamiento con otros alternativos como la acupuntura, los masajes o la aromaterapia.

Reducir el dolor de la fibromialgia

Cómo reducir el dolor de la fibromialgia

Además del tratamiento prescrito por el profesional médico, un cambio en la forma de vida de los pacientes puede repercutir positivamente en el desarrollo del trastorno. Siguiendo los siguientes consejos del servicio británico de salud, será más fácil vivir con dolor.

+ Es muy importante tomar la medicación como la ha recomendado el médico.

+ El cansancio extremo hace que los pacientes no puedan hacer tanto ejercicio como previamente, pero un fisioterapeuta debe diseñar un entrenamiento personalizado que incluya ejercicios aeróbicos. Vienen bien los paseos, montar en bicicleta y nadar. Los ejercicios de fuerza como el levantamiento de pesas podría reducir la sensación de cansancio y mejorar el ánimo.

+ Encuentra tu equilibrio y mezcla los momentos de actividad con los de descanso. Tu cuerpo te irá diciendo lo que necesita. Podría ayudarte practicar tai chi, yoga o pilates.

+ Es importante aprender a relajarse con diferentes técnicas.

+ Los hábitos de sueño te ayudarán a dormir mejor: levántate siempre a la misma hora, relájate antes de ir a dormir, evita la cafeína y la nicotina, intenta que las cenas no sean demasiado copiosas, asegúrate de que tu dormitorio está a la temperatura adecuada, es silencioso y está oscuro.

+ Los grupos de apoyo para los pacientes pueden ser muy útiles para que los pacientes se sientan acompañados.