Body combat: más fuerte, más resistente y más delgada

Alba Molina

Los gimnasios y centros deportivos suelen contar con un amplio abanico de clases dirigidas para todos los gustos. Entre éstas se encuentra Body Combat, una actividad que de cada vez cuenta con más seguidores. Se trata de un programa propiedad de la franquicia que combina movimientos y técnicas propias de diferentes artes marciales (kick boxing, muay thai, kárate...) siguiendo el ritmo de la música en una especie de coreografía que se mantiene durante un tiempo determinado.

Resulta un ejercicio cardiovascular muy potente, no puede ser realizado por cualquiera, puesto que se debe contar con una cierta forma física. Las clases duran entre 50-60 minutos y suele utilizarse como parte del atuendo unos guantes de artes marciales o vendas, para conseguir meterse mejor en el papel de guerrero/a. 

Beneficios que tiene este ejercicio sobre el cuerpo

+ Mejora de la resistencia aeróbica y quema de grasa. Este tipo de ejercicio propicia que el metabolismo se acelere y se queme grasa más rápidamente, por lo que es ideal para bajar de peso. 

+ Tonifica tren superior e inferior. Se trata de un ejercicio muy global, por lo que los hombros, brazos, piernas y glúteos se benefician mejorando su aspecto y aumentando la musculatura. 

+ Endurece el abdomen. El trabajo de core resulta muy importante en esta actividad, por lo que el vientre pierde grasa y se afina, a la vez que los músculos de la zona se tonifican.

+ Mejora de la coordinación. El hecho de combinar diferentes movimientos en forma de coreografía propicia que se incremente la capacidad de coordinación, la flexibilidad y agilidad del cuerpo.