Iniciación al running: lo que nunca debes hacer

Alba Molina

Sin lugar a dudas, el running es el deporte estrella del momento: es barato, efectivo y para casi todos los públicos. En un momento en que la crisis ha llegado a prácticamente toda la población, esta actividad permite el contacto al aire libre, crea relaciones sociales y presenta múltiples beneficios.

Sin embargo, el hecho de ser una actividad que suele hacerse por cuenta propia y,a veces, partiendo de una vida sedentaria o de poca ejercitación, propicia que puedan presentarse múltiples problemas y lesiones derivados de errores y desconocimiento del deporte.

Errores comunes en la iniciación al running

+ Querer obtener resultados muy rápidos. La mayoría de veces se toma la decisión de empezar a correr siguiendo un propósito (año nuevo, operación bikini...) y resulta un error el querer verse mejor físicamente enseguida. El cuerpo debe adaptarse al cambio e ir modificando su aspecto paulatinamente. 

+ Establecer metas muy altas. Entrenar muchos días, un largo lapso de tiempo... No hace más que provocar estrés en músculos y articulaciones, produciendo lesiones y sobrecargas.

+ No estirar después de realizar un entrenamiento. Otro fallo muy habitual es no realizar estiramientos y relajación muscular después de una sesión de running. 

+ No llevar calzado adecuado. Si en algo hay que invertir, es en el calzado para poder correr sin lesiones en los pies o en la espalda. Dejarse aconsejar por un profesional es lo mejor.

+ Empezar con mucha energía. Es muy común empezar con el ánimo por las nubes y con mucha energía, pero puede dar lugar a las temidas agujetas y fatiga muscular.

+ Correr en ayunas para adelgazar. Ésta es una creencia muy popularizada entre atletas profesionales, pero resulta peligrosa si no se está entrenado adecuadamente. Siempre es mejor tener algo ligero en el estómago, para evitar 'pájaras' y rampas.

Puedes leer más artículos similares a Iniciación al running: lo que nunca debes hacer, en la categoría de Ejercicios en Diario Femenino.