Dieta para combatir el cansancio

Recomendaciones para depurarse y evitar el cansancio

Elena Moreno
Dieta para combatir el cansancio

Diariamente el organismo absorbe y produce toxinas. Para ocuparse de las que absorbe del exterior (contaminación ambiental, dieta, etc.) y de las que él mismo crea (radicales libres, bacterias intestinales, parásitos, etc.), cuenta el sistema depurativo. Pero éste a menudo no es suficiente y ello a la larga puede repercutir en la salud.

Los síntomas de sobrecarga tóxica pueden ser muy variados: cansancio sin motivo aparente, resfriados de repetición, estrés o erupciones en la piel... Depurarse de vez en cuando ayuda a que el cuerpo se renueve, se recargue de energía y dé un respiro al hígado y los riñones, los principales órganos depurativos. A continuación os recomendamos una dieta para combatir el cansancio y los otros muchos síntomas que genera esta sobrecarga tóxica. 

Recomendaciones para aumentar el efecto desintoxicante

+ Aumentar la ingesta de agua. Por lo menos dos litros al día empezando por la mañana. A primera hora, cuando todavía no se ha ingerido ningún alimento es cuando los órganos depurativos están más activos.

+ Las frutas y verduras depurativas aumentan el consumo de agua. El fundamento es que están compuestas por un alto porcentaje de líquido lo que, sumado a otras sustancias que contienen, hacen que los riñones funcionen más eficazmente, aumentando la diuresis y eliminando mayor cantidad de toxinas. Aportan escasa cantidad de calorías a la dieta, por lo que se consideran muy eficaces para adelgazar o mantener el peso ideal. Al ser ricos en fibra vegetal, producen saciedad fácilmente y además mejoran el tránsito intestinal y la limpieza del aparato digestivo. Como contienen muy pocas sales, son altamente beneficiosos para la función renal y para disminuir la tensión arterial. No contienen nada de colesterol en su composición, son alimentos muy indicados para tratar y prevenir la arteriosclerosis.

Dieta para combatir el cansancio 

LUNES:

DESAYUNO: Piña con zumo de naranja. Café con leche desnatada. Una rodaja de pan integral con mantequilla.

MEDIA MAÑANA: Un yogur con fresones.

ALMUERZO: Ensalada de tomate. Filete de ternera a la plancha. Dos mandarinas. Una tisana de menta.

MERIENDA: Macedonia de sandia y melón.

CENA: Ensalada de zanahorias en salsa. Tortilla de gambas. Un licuado de piña, manzana y naranja.

MARTES:

DESAYUNO: Un zumo de naranja natural. Un bol de cereales Special K, con leche descremada.

MEDIA MAÑANA: Un Yogur con almendras.

ALMUERZO: Alubias con pimientos. Ensalada aliñada. Naranjas. Tisana de manzanilla.

MERIENDA: Fresas con yogur.

CENA: Guarnición de pimientos asados con pavo a la plancha. Un zumo de pomelo y piña.

MIÉRCOLES:

DESAYUNO: Piña con zumo de naranja. Café con leche desnatada. Una rodaja de pan integral con mantequilla.

MEDIA MAÑANA: Naranjas.

ALMUERZO: Brecol hervido. Lenguado a la naranja. Yogur con albaricoque.

MERIENDA: Yogur Natural desnatado y nueces.

CENA: Crema de espinacas. Champiñones a la cazuela. Piña.

JUEVES:

DESAYUNO: Un zumo de naranja natural. Un bol de cereales Special K, con leche descremada.

MEDIA MAÑANA: Mandarinas

ALMUERZO: Gazpacho andaluz. Merluza a la plancha. Fresas.

MERIENDA: Macedonia de frutas variadas.

CENA: Melón con jamón. Albaricoques.

VIERNES:

DESAYUNO: Piña con zumo de naranja. Café con leche desnatada. Una rodaja de pan integral con mantequilla.

MEDIA MAÑANA: Fresas con yogur.

ALMUERZO: Macarrones con tomate y albahaca. Ensalada aliñada. Zumo de pomelo y piña.

MERIENDA: Mandarinas.

CENA: Ensalada calabresa. Yogur natural desnatado. Kiwis con zumo de naranja.

SÁBADO:

DESAYUNO: Un zumo de naranja natural. Un bol de cereales Special K, con leche descremada.

MEDIA MAÑANA: Zumo de fruta.

ALMUERZO: Ensalada de cogollos y tomates. Muslo de pavo en papillote. Fresas.

MERIENDA: Yogur con fresones.

CENA: Crema de zanahorias. Tortilla de alcachofas. Mandarinas.

DOMINGO:

DESAYUNO: Piña con zumo de naranja. Café con leche desnatada. Una rodaja de pan integral con mantequilla.

MEDIA MAÑANA: Zumo de fruta.

ALMUERZO: Paella vegetal. Ensalada aliñada. Naranjas.

MERIENDA: Zumo de frutas

CENA: Pimientos rellenos de soja. Setas al ajillo. Yogur desnatado con melón.