El chocolate engorda pero es fuente de bienestar

chocolate

Una de las nostalgias de la infancia más recurrentes es aquella de comer golosinas a nuestro antojo. Más de un suspiro he escuchado a mis amigas, también a mí y me guardan el secreto, frente a los chocolates que con envolturas más o menos sugerentes se venden en kioscos, mercados, tiendas, droguerías...

Pero siempre viene a la mente aquello de que el chocolate engorda y terminamos desviando la mirada hacia artículos menos tentadores. Navegando en internet, me han sorprendido varias informaciones, que serán consuelo o pretexto para muchas mujeres, y todas concluyen que el consumo de chocolate, lejos de ser perjudicial a la salud, puede ser también fuente de bienestar.

El chocolate engorda pero es fuente de bienestar


Placeres gustativos aparte, el chocolate es uno de los grandes y verdaderos tesoros encontrados por los españoles en América. Su composición química lo hace rico en sustancias aliadas en el combate a la tristeza, la ansiedad y la irritabilidad, gracias a su contenido de teobromina, cafeína y teofilina, componentes que tienen efectos diuréticos y estimulan acciones fisiológicas incluyendo las del sistema nervioso y circulatorio y pueden hasta quitar la tos.

Los estudios bioquímicos permiten hablar también de los aminoácidos esenciales que aporta entre los que se encuentran el triptófano que favorece la producción de serotonina o el llamado neurotransmisor de la felicidad; la anandamina, compuesto que activa los receptores cerebrales que producen placer y lucidez mental y que además contiene ácido esteárico, una sustancia grasa que se desatura rápidamente al ácido oleico y que contribuye a eliminar el colesterol malo.

El 6 por ciento del cacao es fibra dietética y eso ayuda a la función intestinal y además contiene polifenoles, sustancias antioxidantes que postergan el proceso aterosclerótico, la aparición de algunos tipos de cáncer y estimulan la producción de prostacilinas, sustancia antihipertensiva.

Lo perjudicial del chocolate


Por si esto fuera poco, la semilla del cacao aporta potasio, fósforo y magnesio. A este último se atribuye la facultad de mejorar el estado de ánimo femenino, especialmente en el periodo premenstrual. También cede al organismo hierro, calcio, zinc, cobre, cromo, vitaminas E, B1 y B2.

Lo perjudicial del chocolate está entonces en la mezcla o combinación del cacao con azucares, saborizantes, colorantes... y otros aditivos que emplea la industria en el proceso de fabricación de golosinas.

Rosa Mañas  •  miércoles, 23 de diciembre de 2009

DF Temas

1 comentarios

Avatar

  • blue
    blue

    08/11/2013 13:37

    me encanta el chocolate

    Valorar
    Responder

Página: 1 de 1 (1 Elementos)

DF Galería

  • 8 alimentos llenos de fibra que debes añadir a tu dieta

    8 alimentos llenos de fibra que debes añadir a tu dieta

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x