Ideas para decorar tu casa en Halloween (sin gastar demasiado dinero)

Tips para una ambientación terrorífica y low cost en la noche del 31 de octubre

Laura García
Laura García Periodista

Cada año, cuando se aproxima Halloween, nos entran ganas de hacer un plan diferente solo por el hecho de celebrar la noche más terrorífica del año. Buscamos planes por nuestra ciudad o invitaciones de amigos y valoramos cuál es la mejor opción. Sin embargo, es posible que este año estés pensando en hacerlo diferente: organizar una fiesta en casa. 

La verdad es que abrir las puertas de tu hogar a tus invitados suele ser un quebradero de cabeza por la cantidad de cosas que hay que preparar y, al final, siempre pasa igual: nos acabamos gastando más dinero que si hacemos algo fuera de casa. Pero, a la vez, si te gusta organizar este tipo de eventos disfrutarás mucho preparándolo todo. Por esta misma razón te proponemos que gastes el mínimo dinero posible para una gran fiesta. 

Cuando pensamos en ser anfitriones solo hay una norma que hay que seguir: que no sea una fiesta cualquiera, sino la mejor a la que hayan ido tus invitados. Eso no significa, como acabamos de decirte, que te tengas que dejar una pasta en decoración y comida. Y para ayudarte, en Diario Femenino te traemos algunas ideas para decorar tu casa en Halloween sin gastar demasiado dinero en ello. Así, no tendrás excusa para que tu fiesta no sea escalofriantemente perfecta... ¡Vamos a verlo! 

Ideas terroríficas y low cost para decorar tu casa en Halloween

Contando que nos gastaremos lo básico para comprar ciertos materiales (cartulinas, cola blanca o papel higiénico) estas son algunas ideas de decoración en Halloween. A partir de ahí, deja tu imaginación volar...

+ Utiliza recursos lo más viejos posible

Es posible que puedas pedir prestado de casa de algún familiar o incluso de algún amigo viejos candelabros o utensilios de bronce que den un aspecto bastante antiguo. Hazte con todo ello puesto que, sumado al resto de decoración, le darán un aspecto más tenebroso a tu casa.

+ Da un doble uso a las sábanas o cortinas rotas

Las casas decoradas para el día de Halloween abusan del efecto abandonado, es decir, muchas cortinas o sábanas rotas, sucias y viejas. Para no estropear las de tu casa puedes utilizar sábanas blancas viejas que cuelgues a modo de pasillo o cortinilla por la casa. Lo bueno que tienen es que podrás mancharlas como quieras así que aprovecha y escribe los mensajes más terroríficos que pasen por tu mente.

+ Mucho papel higiénico

Si no quieres gastarte nada de dinero en telas de araña (aunque es una inversión que te recomendamos, porque te gastarás muy poco y podrás usarlas muchísimo) tienes otro recurso muy utilizado: ¡el papel higiénico! Colócalo de una puerta a una lámpara y déjalo caer por todas partes.

+ Velas sin peligro

Otras de las inversiones que te puede salir rentable (porque son baratas y podrás utilizarlas en otras épocas como Navidad) son las velas artificiales. Esas que imitan la luz natural de la llama pero van con pilas. De esta forma, no habrá peligro de incendio y podrás tenerlas encendidas todo el rato que quieras. Las hay más pequeñas e imitando cirios grandes. Si te haces con varias, puedes ponerlas a lo largo de toda la casa sin miedo ¡y el aspecto será alucinante! Te decimos que podrás utilizarlas porque, más adelante, podrás encenderlas para darle a tu habitación un aspecto romántico, para una noche de cena especial o para colocarlas como centro de mesa en Navidad. 

+ Guirnaldas

Otra de las opciones más baratas y útiles que puedes utilizar es crear guirnaldas con aspectos fantasmagóricos. La creación de guirnaldas iguales es muy sencilla, así que solo necesitarás empeñar todo tu talento en darles la forma de Halloween que quieras.

+ Cartón y tumbas terroríficas

Con cajas de cartón que puedes pedir en la tienda de debajo de casa podrás crear diferentes formas. Por ejemplo, para una zona de photocall dale la forma de varias tumbas, píntalas de negro y ponles un D.E.P en el medio. Si creas varias de diferentes tamaños y alguna araña colgando por la pared, ¡te quedará un photocall de muerte!

+ Ketchup o salsa de tomate

Toda decoración de Halloween que se precie debe tener su ketchup o salsa de tomate bien puesto. No hablamos de manchar las paredes, pero piensa si no merece la pena manchar un poco el espejo del baño o las sábanas de las que hablábamos antes. Incluso, si te atreves, las cortinas del baño con unas manos bien puestas daría mucho miedo…

+ Aprovecha las puertas

Todas las puertas, estén cerradas o abiertas, son una gran oportunidad para decorar. Puedes convertirlas en Frankensteins o simplemente colgar unas medias de rayas rellenas de papel (como si alguien estuviera pillado). Todos los pequeños detalles, al final, sumarán una gran decoración.

+ Cuelga fantasmas del techo

Para hacer fantasmas solo necesitarás cola blanca, agua, papel y un vaso de plástico. Pon encima del vaso una bola de papel, lo que hará que la cabeza del fantasma sea redonda. La idea es forrar el vaso de plástico con esa mezcla de cola blanca y agua mientras vas poniendo capitas de papel. Deja secar el tiempo suficiente y pinta dos ojos y una boca al fantasma. Elimina con cuidado el vaso de plástico del interior y haz un pequeño agujero en la cabeza para poder colgarlo. ¿El resultado? Si lo cuelgas de la lámpara será un fantasma colgado en medio de la nada... Original, ¡y muy barato! 

+ Cartulina negra

La cartulina negra tiene que estar presente para todos los pequeños detalles de nuestra decoración. Utilízala para recortar la forma de un gato negro y ponerla en tu photocall. También para hacer pequeñas formas de ratones que puedes colocar en el rodapié o unos ojos amenazantes y unas manos que salgan de la cisterna del vater. ¿Qué te parece?

+ No te olvides del material de casa

Obviamente podemos utilizar el material que tienes en casa para decorar tu fiesta de Halloween. Hablamos, por ejemplo, de una simple escoba que puedes transformar en una auténtica escoba de bruja. ¿O te crees que no triunfarás si la dejas cerca del photocall? 

¿Cómo completar la fiesta de Halloween para una noche perfecta? 

La decoración es una de las cosas más importantes para la noche del 31 de octubre. De hecho, es esencial. Sin embargo, existen otro tipo de cosas a tener en cuenta para que la fiesta sea redonda. 

- Tu disfraz. Aunque todo el mundo venga disfrazado, tu disfraz debe de estar prácticamente tan currado como tu fiesta, así que olvídate de ponerte una sábana o una camiseta rota y busca un gran look de Halloween.

- La comida. Da igual que pongas picoteo como patatas, aceitunas y demás alimentos que suele haber en una fiesta pero debe haber uno o dos platos ambientados en Halloween. Por ejemplo, un bizcocho con forma de calabaza, mini pizzas terroríficas o unas momias hechas con salchichas y hojaldre. ¡Hay multitud de recetas para elegir que no te llevarán mucho tiempo!

- Los sustos. Triunfarás si, en mitad de la fiesta, tienes preparado algún susto o una pequeña broma que nadie se espere.

- Las invitaciones. Sabemos que WhatsApp es el medio más eficaz para invitar a la gente a una fiesta pero ¿y si te currar una invitación acorde con el día? Que sea tenebrosa y, sobre todo, que ponga cómo hay que venir. 

 

¡Y listo! Con estos sencillos trucos tendrás una decoración de Halloween en tu casa de lo más terrorífica, original y muy llamativa. ¿Te animas?