Más de 150 ideas de maquillaje para Halloween

Cómo maquillarte en la noche más terrorífica del año

María Fernández

¿Estás buscando aún disfraz para la noche del miedo? Tranquila, porque para alzarte con el trofeo a la mejor vestida solo necesitas un poco de pintura. A continuación, te ofrecemos 150 ideas de maquillaje para Halloween. Cuando les eches un ojo, te garantizamos que tendrás mucho más claro cómo disfrazarte el 31 de octubre. Te contamos cómo maquillarte en Halloween

Maquillaje para Halloween de catrina

El maquillaje de catrina o calavera mexicana es siempre un acierto. Es un estilo algo más elaborado que el resto pero, si te lo haces bien, te va a favorecer tengas el tipo de rostro que tengas. Existen miles de opciones que puedes probar para conseguir un resultado perfecto cambiando las formas, los colores y los detalles.

Tras aplicarte una base para el rostro de color blanco, utiliza un delineador negro para dibujar dos círculos en los ojos. En la nariz, hazte un corazón relleno de color negro y traza una línea de una mejilla a otra pasando por los labios para simular la boca. Una vez que tengas estos básicos, puedes echar a volar tu imaginación y crear el diseño que más te guste. Nuestro consejo es que uses colores vivos y mucha purpurina. 

Este tipo de maquillaje para Halloween te dará un toque muy elegante, por lo que necesitarás poco más para crearte tu propio disfraz. Puedes vestirte completamente de negro y ponerte una diadema de flores como complemento para este bonito maquillaje para el Día de los Muertos.

Maquillaje para Halloween de esqueleto

Uno de los disfraces más recurrentes para la noche más terrorífica del año es el de esqueleto. Es sencillo, rápido y acertarás de pleno. Este maquillaje tiene el objetivo de simular una calavera terrorífica, aunque puedes adaptarla a tus gustos.

Hay dos imprescindibles: la pintura blanca y la negra. Empieza pintándote completamente la cara con una base blanca. Una vez que la tengas cubierta, coge el negro para dibujar los detalles: círculos en los ojos simulando los agujeros de una calavera, los huesos de la nariz y la mandíbula. Si te atreves, puedes seguir el maquillaje por el cuello y el pecho para dar un aspecto mucho más realista y tenebroso. Está en tus manos utilizar más colores para crear un esqueleto mucho más original.       

En cuanto a la ropa, no necesitas demasiado. Si quieres algo fácil, vístete de negro, recorta en cartulina blanca algunos huesos y fíjalos con imperdibles en tu camiseta y pantalones. 

Maquillaje para Halloween de bruja

Hay muchas opciones para pintarte de bruja según el estilo que quieras conseguir. Puedes ser una hechicera elegante, para lo cual debes utilizar todas tus habilidades con las brochas. Píntate los ojos utilizando unas maravillosas sombras a juego con el vestido que vayas a llevar y esfuérzate en pintarte unos labios espectaculares... ¡El resultado será de cine!

Otra opción es maquillarse de bruja malvada para dar miedo a todos los niños. Píntate la piel del rostro y, si te atreves, el cuello, brazos y piernas de un color verde intenso. Utiliza distintas prótesis o látex para convertir tu nariz en monstruosa. Las cejas bien marcadas y los labios verdes te sentarán bien al look. ¡Y que no se te olvide la verruga!

Para completar este disfraz, necesitas un buen sombrero de punta, una escoba y un vestido de bruja. ¡Y echarás a volar! 

Maquillaje para Halloween de novia cadáver

La novia cadáver se ha convertido en uno de los disfraces más populares para Halloween. Este personaje es elegante y, al mismo tiempo tenebroso, lo que le convierte en una de las opciones preferidas de muchas mujeres.

Empieza pintándote la cara con una base de un color muy pálido. También podría quedar muy bien si le das un tono amarillento para dar sensación de muerte. Con sombras y delineador, marca mucho las ojeras. A partir de aquí, utiliza la pintura y diferentes trozos de plástico para crear cicatrices, golpes o cardenales. También puedes inspirarte en la novia cadáver de Tim Burton para conseguir un disfraz original para este Halloween. En este caso, tendrás que pintarte la cara de color azul y utilizar una peluca oscura. Dibújate unos grandes ojos, largas pestañas y pinta los labios de color rojo o rosa intenso. No te olvides de ponerte alguna cicatriz por las mejillas.

Si consigues un vestido blanco hasta los pies que puedas manchar y rasgar, tu disfraz quedará aún más espectacular. Hazte tu propio ramo y ponte una diadema de flores para completar el look. 

Maquillaje para Halloween de zombie

¿Tienes ganas de comerte algún cerebro? Pues tu maquillaje para Halloween tiene que ser de zombie. Este estilo puede estar tan trabajado como tú quieras: puede ser tan sencillo como unos trazos de pintura en la cara o tan complicado como heridas de látex y gelatina.

Aplícate una primera base sobre el rostro de pintura blanca para darte un toque un poco más tétrico. Puedes utilizar colores como el amarillo o el morado para simular cardenales. Es imprescindible pintarse unas buenas ojeras de un color oscuro y muchas heridas con morado, marrón y rojo. El objetivo es parecer lo más demacrada que puedas. Si utilizas lentillas de un color muy claro le darás ese último toque que necesitaba. Todo depende de qué tipo de zombie quieras ser: una zombie de los 80, una zombie enfermera, una zombie india…

En cuanto a la vestimenta para completar este disfraz, la clave es la decrepitud. Coge la ropa más vieja que tengas en casa y hazla jirones. Mánchala, rómpela, córtala… Que parezcas recién salida de tu tumba.

Maquillaje para Halloween de murciélago

Si quieres un maquillaje básico para salir del paso para esa fiesta de Halloween que te ha surgido repentinamente, puedes disfrazarte de murciélago. Este mamífero volador es uno de los símbolos más clásicos de la fiesta del miedo y, además, es un disfraz muy rápido.

Para maquillarte así, solo necesitas un lápiz de color negro y un poco de pulso. Dibuja la forma de un murciélago de lado a lado de la cara a la altura de los ojos. Para que el look quede completo, píntate los labios de un rojo muy intenso e, incluso, dibuja una gotita de sangre cayendo por la comisura de tu boca. Otra opción es pintarte pequeños murciélagos por la cara. 

En cuanto al disfraz, tan solo deberás preocuparte de vestirte de negro. Si quieres ir un poco más allá, puedes coser unas telas de este mismo color desde la parte interior del brazo hasta el lateral del torso para simular unas alas.

Maquillaje para Halloween de gato

Halloween es tiempo de gatos negros. Maquillarse de minino puede ser muy sencillo o muy complicado, según tus expectativas. Si buscas algo simple, solo tienes que delinearte los ojos con la raya un poco más larga de lo habitual, pintarte bigotes y una pequeña nariz. Todo ello acompañado de unas pequeñas orejas y una cola enganchada al pantalón te convertirán en una gata de Halloween.

Si quieres algo más trabajado, vas a tener que echarle más tiempo dado que necesitarás crear sombras, contornos, bigotes y demás detalles gatunos. También puedes pintarte como el gato de Chesire de Alicia en el País de las Maravillas.

Maquillaje para Halloween de calabaza

El maquillaje de calabaza es arriesgado, porque puede quedar muy bien o muy mal, no hay término medio. En el caso de que se te dé bien maquillar, puedes poner sombras y degradados que te hagan parecer realmente una calabaza, pero si no tienes demasiada experiencia el resultado será irreconocible.

Hay muchas posibilidades relacionadas con la calabaza, pero para todas ellas necesitarás, como mínimo, pintura naranja y negra. Píntate la cara de color naranja intenso y, si puedes, extiende la pintura por el cuello, los brazos y las piernas si los llevas al aire. Utiliza la más oscura para dibujar círculos alrededor de tus ojos y una sonrisa en zigzag como si fueran los agujeros de una calabaza de Halloween. Para completar tu look, ponte ropa naranja para darle más realismo a tu disfraz. 

Maquillaje para Halloween con sangre y heridas

Si buscas un disfraz rápido que puedas hacer en cualquier momento sin precisar de demasiados materiales, maquíllate de mujer herida. Solo necesitas mucha sangre falsa y, si te ves capaz de colocártelas, heridas y cicatrices de pega. La sangre te puede salir de la nariz, de los ojos, de la entrada del pelo…

Debes tener en cuenta que existen dos tipos de sangre falsa: la oscura, que queda más realista en heridas profundas o trozos de carne, y la clara, que es más apropiada para derramarla por la piel. Es habitual que las heridas estén hechas de látex líquido y las cicatrices con una masa moldeable que puedes comprar en todas las tiendas de disfraces. No te preocupes, porque aprender a ponerlas sobre tu piel para que tenga un aspecto terrorífico es cuestión de práctica.

Maquillaje para Halloween de muñeca

El disfraz de muñeca es uno de los más divertidos de llevar y de hacer, ya que puedes echar a volar tu imaginación para crear un personaje realmente siniestro. Hay tantas opciones como personas se disfrazan, ya que todos los detalles que le pongas dependen de tu habilidad para maquillarte, de tu tiempo y de tus ganas.

El objetivo de este maquillaje para Halloween es parecer adorable y malvada a la vez. Para eso, utiliza tonos dulces como el rosa para pintarte las sombras de ojos y los labios. Con un lápiz negro, dibújate en el contorno de los ojos unas largas pestañas negras y algunas pecas por las mejillas. Si tienes buena mano con el maquillaje, puedes simular unas grietas en tu cara para que parezca que eres una muñeca rota. El truco para parecer diabólica es utilizar mucha sangre falsa, dibujar heridas o cicatrices y pintar moratones.

Para terminar, hazte dos coletas y ponte un vestido mono de colores suaves y falda con vuelo. Una variante más original de este tipo de maquillaje es de bailarina de ballet maldita, para lo cual tendrás que ponerte un tutú y unas zapatillas adecuadas para este baile. Puedes darle un toque sexy, si acortas un poco la falda y utilizas tacones.

Maquillaje para Halloween de vampiresa

El disfraz de vampiresa tiene dos vertientes muy diferenciadas: la mujer Drácula sensual y la realista. Puedes escoger una u otra según tus gustos y según el evento al que vayas a acudir.

En primer lugar, para pintarte de mujer fatal, trabaja mucho los ojos. Es buena idea combinar las sombras rojas con las negras para darle profundidad a tu mirada. Si quieres darle un toque extra de elegancia, ponte unas pestañas postizas impresionantes. Aplícate una base muy pálida para darte un tono cetrino de piel y píntate los labios del rojo más intenso que tengas.

Por otro lado, si lo que quieres es parecer una verdadera condesa Drácula, échate una buena capa de base blanca, porque no olvides que los vampiros no pueden tomar el sol. Utiliza sangre falsa para simular que acabas de morder un cuello. En ambos casos, vas a necesitar unos buenos colmillos, pero unas lentillas de color blanco o rojo también pueden quedar muy acordes al estilo. Para completar tu look, solo necesitarás una capa ya que es indiferente qué ropa lleves.

Maquillaje para Halloween de hada

Si no quieres dar demasiado miedo pero estás deseando maquillarte para Halloween, puedes disfrazarte de hada. Lo mejor de este diseño es que vale cualquier cosa: desde sombras coloridas hasta dibujos de fantasía.

Lo primero que debes hacer es decidir de qué color quieres vestirte. Estaría bien que tu maquillaje fuera a juego con tu vestido. Utiliza un delineador negro para trazar estrellas, mariposas, espirales, corazones… También puedes ponerte una diadema de flores en la cabeza. Para hacer este disfraz un poco más apropiado para Halloween, ponte unas gotitas de sangre cayendo por la comisura de tus labios. Así transformarás a este dulce personaje en un mal bicho. 

Maquillaje para Halloween de unicornio

Los unicornios están por todas partes, así que no podían faltar en Halloween. Igual que en el caso anterior, puedes darle un toque oscuro a este personaje si te pintas unos cuantos cardenales o cicatrices. ¿Te imaginas a un unicornio zombie? Este es el maquillaje ideal para todo aquel que pase de la tenebrosidad de Halloween.

Para empezar con este diseño, maquíllate como lo harías normalmente, es decir, delinéate los ojos, ponte máscara en las pestañas, perfílate las cejas… Utiliza sombras de colores pasteles como el rosa palo o el azul celeste. Una vez que estés lista, prepárate para echarte purpurina por todos lados y pega pequeños brillantes por tus mejillas y sienes. Ya solo te quedaría comprarte, o hacer tu misma con un cono, el cuerno y ponértelo en la frente. Si utilizas unas flores, le darás un toque más adorable. También existe la opción de utilizar los colores del arcoíris para crear diseños de maquillaje. 

Otros seres mitológicos de los te podrías disfrazar son la sirena o el cíclope. En el caso de la primera, tendrás que utilizar purpurina y colores azules, mientras que para el segundo tendrás que pintarte un ojo en la frente de modo que cuando cierres los párpados parecerá que solo tienes un ojo.

Maquillaje para Halloween de payaso diabólico

Pocas cosas hay que den más miedo que un payaso diabólico. Si lo que quieres es causar escalofríos allí por donde pases, este es el disfraz ideal. Para este estilo, el maquillaje es lo más importante. De hecho, no tendría sentido sin una buena pintura en la cara.

Para maquillarte del payaso que más miedo da, empieza pintándote el rostro de blanco. Puedes dibujarte por encima la nariz roja o llevar una de gomaespuma o plástico. Hazte un par de líneas que vayan de arriba abajo de tus ojos, píntate una gran sonrisa tenebrosa, colócate una peluca… Si prefieres cambiar un poco, siempre puedes pintarte de mimo de miedo (con la cara blanca y muchas cicatrices), de arlequín endemoniado (con mucha sangre falsa) o de payaso terrorífico de las películas Saw (con el rostro blanco, espirales en las mejillas y los labios muy rojos).

Maquillaje para Halloween de cremallera

El maquillaje de cremallera está de moda en Halloween y es espeluznante. Es un diseño más complicado de hacer, por lo que no está al alcance de cualquiera. Si consigues un buen resultado, nadie podrá evitar poner cara de asco al verte aparecer.

Pero si te conformas con el nivel básico de este maquillaje, tan solo tienes que pintarte la forma de la cremallera desde la frente abriéndose a la altura de la nariz, zona que pintarás de color rojo simulando el interior de tu piel. Si quieres dar un paso más allá y ser la reina de la fiesta de Halloween, vas a necesitar prótesis de látex, una cremallera real que puedes fijar a tu cara con pegamento y papel higiénico para crear la textura de la piel en carne viva. Cuanta más sangre falsa pongas, mejor.   

Este maquillaje da miedo de por sí, por lo que no necesitas llevar ningún disfraz en concreto como parte de tu ropa. Puedes vestirte simplemente de negro.

Maquillaje para Halloween de telaraña

Rápido y para toda la familia. Para hacer el maquillaje de tela de araña tan solo necesitas un lápiz negro, al menos para la versión más básica de este estilo. Es el mejor disfraz para salir del paso cuando el 31 de octubre se te ha echado encima. Además, no necesitas tener demasiada maña con las brochas, porque es un estilo muy sencillo.

Con paciencia, dibújate algunas líneas que salgan de tus ojos hacia las sienes en forma de telaraña. Cayendo por uno de los lados, puedes dibujar una pequeña araña, es decir, un círculo con cuatro patas a cada lado para que parezca que te está correteando por la cara. Si quieres hacer una versión más trabajada de este maquillaje, puedes usar distintos colores para lograr profundidad y que parezca un diseño más profesional. Al ser un dibujo sencillo, puedes aprovechar para pintarte los labios de un color muy intenso. Debes tener cuidado, porque corres el riesgo de parecer Spiderman. 

Más maquillajes para Halloween

Los tipos de maquillaje para Halloween son tan variados como tú quieras que sea. Con tal de que tenga un toque tétrico, cualquier maquillaje puede ser válido para la fiesta de los fantasmas. Aquí tienes otros ejemplos que te pueden inspirar. ¿Por qué no ponerle un poco de color a Halloween?

Si hay una villana en Disney que de mucho (o más bien muchísimo) miedo, esa es Maléfica. Desde que apareció por primera vez en forma de dibujos animados fue la protagonista de miles de pesadillas, y no es para menos. Pero, con las versiones y las películas que han realizado sobre ella, el personaje se ha convertido también en elegancia y feminidad. 

¿Quieres maquillarte de Maléfica en Halloween? ¡Genial! Para empezar, debes saber que solo necesitarás pinturas blanca y morada adicionales, por lo demás podrás usar las que utilizas en tu día a día. Primero deberás pintarte la cara de blanco para dar un aspecto pálido, igual que el afamado personaje, y marcar los pómulos con color lila para dar un plus de terror a tu beauty look.

Después, cuando hayas terminado de hacerte una cara igual que la del personaje, será el turno de tu maquillaje de uso diario. ¿Tienes un pintalabios rojo pasión? No esperes más a utilizarlo, pues este disfraz lo requiere. Para los ojos, nada mejor que utilizar sobras en negro y un poquito de gris para la ojera. ¡Estarás guapísima! 

Maquillaje del payaso de It para Halloween

Seguro que, aunque no hayas visto la famosa película de Stephen King, sabrás quién es el payaso de It. Pennywise es el escalofriante personaje que se ha convertido en uno de los mejores para atemorizar a tus amigos en Halloween. Se trata de un look bastante sencillo, solo necesitarás un poquito de tiempo y paciencia para crear el efecto deseado. 

Las pinturas de color blanco, negro y rojo serán tus grandes aliadas para realizar este maquillaje. Para completar el disfraz, deberás hacerte con una calva postiza o una toga (que será lo primero que debas ponerte) y con una peluca de color rojo o de un color anaranjado.

Después de ponerte la calva ficticia tendrás que pintarte toda la cara de blanco, incluidas las cejas. Posteriormente, con la pintura de color rojo, tienes que pintarte la sonrisa del payaso, las líneas de la cara y la nariz. Podrás utilizar la pintura negra para hacerte unas terroríficas cejas, ¡y listo!

Maquillaje del Joker para Halloween

Un disfraz clásico para Halloween es el del Joker, el mítico antagonista de los cómics de Batman que se ha convertido en todo un referente para dar mucho, mucho miedo. Elaborar un disfraz de este payaso no es demasiado difícil, tan solo tendrás que hacerte con un traje de color morado (o granate) y trabajarte el maquillaje. 

Para empezar pinta toda tu cara de color blanco menos la zona en la que irá la cicatriz. Ésa la podrás hacer más realista a través de cera, o pintarla simplemente con un pintalabios o pintura de color rojo, igual que los labios y la enorme sonrisa. De esta manera darás mucho más realismo a tu disfraz, a pesar de que no utilices la cera. 

Termina tu diseño de make up con unos ojos oscuros con ayuda del color negro, pintando alrededor difuminando bien hacia abajo. ¿Quieres optar por la versión más moderna? Hazte con un color azul y ponte un poquito en los ojos, verás qué efecto más chulo te queda. ¿Preparada? 

Maquillaje de Harley Quinn para Halloween

El personaje de Harley Quinn es también conocido por aparecer en los cómics de Batman, y sobre todo por ser la novia del Joker. ¿Qué te parece un disfraz a juego con tu pareja? Que él se disfrace del terrorífico payaso y tu de esta villana, y seréis la envidia de la fiesta a la que acudáis. 

Para empezar con este maquillaje deberás pintarte el rostro con una base tirando hacia blanco, aunque no queremos que sea una cara completamente blanquecina. Después, debes maquillar tus ojos con pintura azul y rosa, de tal forma que quede cada ojo de un color y vaya a juego con tu pelo. Ponte dos coletas y pinta con un spray las puntas de cada una de estos dos colores: por ejemplo, si tu ojo derecho es azul, la coleta derecha también tendrá que ser de esta tonalidad. 

Para terminar este terrorífico make up pinta tus labios de un color rojo fuego, el más fuerte que tengas, y aplica un poquito de vaselina para darle más volumen. ¿El toque final? Dibuja un pequeño corazón con un lápiz negro al lado de uno de tus ojos, o escribe alguna frase terrorífica en tu rostro. ¡Estarás estupenda!