Cómo dejar de tomar antidepresivos (sin recaer otra vez en la depresión)

La forma de dejar los fármacos contra la depresión de manera segura

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Parece que hay un miedo generalizado a tomar antidepresivos por primera vez por si acaso más adelante no podemos dejarlos. Todos hemos escuchado historias de personas que siguen tomando estos fármacos y sin intención de dejarlos nunca, no vayan a sufrir una recaída en la depresión. ¿Se puede dejar de tomar antidepresivos?

Por supuesto que sí. Tomar antidepresivos no te condena de por vida a tomarlos para siempre ni mucho menos a sufrir depresión crónica. Se trata de medicamentos puntuales que te ayudarán a superar tu trastorno. Y una vez superado, es hora de dejar de tomar antidepresivos. ¿Cómo? Te ayudamos en el proceso.

Cuándo es el momento de dejar los antidepresivos

Antes de dejar de tomar nada, tendrás que saber si es el momento adecuado. Esta es una decisión que conviene tomar junto con el médico de cabecera y con tu psicólogo y hay varias situaciones en las que es conveniente dejar de tomar antidepresivos.

+ Si han pasado unos meses y los medicamentos no te están haciendo efecto, habrá que cambiarlos por otros antidepresivos diferentes.

+ Si los efectos secundarios de los antidepresivos te están afectando demasiado hasta el punto de que son peores que los propios síntomas de la depresión.

+ Si después de unos meses te sientes mejor, señal de que los fármacos ya han hecho su efecto y puedes continuar sin ellos.

+ Si la terapia psicológica te ha dado estrategias para superar por ti misma los episodios de malestar que provoca la depresión.

+ Si ya has conseguido una rutina de vida estable y unos hábitos de vida saludables. No quiere decir que ya hayas superado la depresión, pero puedes continuar sin la ayuda de medicamentos.

Si estás en esta situación, no tengas miedo a sufrir una recaída por dejar los antidepresivos. Dejándolos de la forma correcta, no hay ningún peligro.

Cómo se dejan los antidepresivos

Para tu consuelo y tranquilidad, debes saber que dejar de tomar antidepresivos no tiene ninguna complicación y menos si lo comparas con el intento de dejar de tomar ansiolíticos. Así que ahí vamos a por la retirada de los medicamentos, ¿cómo se dejan los antidepresivos?

El proceso de dejar de tomar antidepresivos se conoce como retirada. No vas a sufrir un síndrome de abstinencia en toda regla como ocurre con la suspensión de los ansiolíticos, pero puede que sí notes algunas molestias:

+ Entre las molestias físicas más habituales se encuentran mareos, dolor de cabeza, espasmos, temblores, sensaciones eléctricas, hormigueos, palpitaciones, fatiga y sudoración.

+ Por su parte, te puedes encontrar también frente a algunas molestias psíquicas como labilidad emocional, irritación, agitación, sensación de irrealidad, confusión o insomnio.

+ O puede, como le ocurre a muchas personas, que no tengas en absoluto ninguna molestia, ya que no siempre ocurre.

Lo importante a la hora de dejar de tomar antidepresivos es que se haga de forma gradual, es decir, reduciendo la dosis poco a poco de la forma en que tu médico te indique. Se suele hacer en periodos de una semana, así que no te precipites, no tengas prisa por quitarte de encima los medicamentos porque si lo haces con paso lento, seguramente tendrás más posibilidades de éxito.

La actitud es fundamental a la hora de dejar los antidepresivos, de ahí que tomes la decisión muy segura. Y sin miedos. Es cierto que algunas personas siguen tomando antidepresivos de por vida, pero otras más los dejan sin ningún problema cuando ya han hecho su efecto, que no es otro que regular la secreción de serotonina y, en su caso, de la noradrenalina.

Mucha suerte y mucho ánimo porque estás en el camino correcto para superar la depresión. ¡Sigue adelante!

Puedes leer más artículos similares a Cómo dejar de tomar antidepresivos (sin recaer otra vez en la depresión), en la categoría de Depresión en Diario Femenino.